SIMON LOVE – “Sincerely, S. Love x” LP+CD (Tapete, 2018)


Segundo álbum del ex-líder de THE LOVES en solitario, primero en el sello alemán Tapete, a causa del cierre de su anterior sello, Fortuna Pop! El disco contiene diez auténticos hits de pop de corte clásico, lujosamente adornados con extraordinarios arreglos de cuerdas y metal. El álbum rezuma un agradable sabor sixties, es 100% pop, con pinceladas de soul, beat, glam,… y sus atmósferas recuerdan a la E.L.O. y a THE BEACH BOYS, pero también a John Lennon y THE BEATLES, a LOVE y a Elton John, a las magistrales producciones de Phil Spector… y no se queda ahí, y es que “Tennis fan”, por ejemplo, suena a una mezcla entre THE AUTEURS y David Bowie, o “The ballad of Simon Love” resulta un cruce entre CORNERSHOP y John Lennon. Un álbum plagado de detalles y guiños, y es que en “Stephen Timothy West” hay un momento en el que nos viene a la cabeza “A day in the life” de THE BEATLES. Simon puede presumir de un gran abanico de influencias, de un talento sin igual y de una inspiración mágica para firmar estribillos redondos y armonías conmovedoras, melodías que ponen la piel de gallina. En el apartado de colaboraciones tampoco se queda corto: además de contar en todo momento con su fiel banda de acompañamiento, THE OLD ROMANTICS, en el disco han participado también A LITTLE ORCHESTRA, y músicos como Helen Love (que pone voz en “Joey Ramone”), Kyle Forester (CRYSTAL STILTS), que graba un saxofón en la misma canción, y un largo etcétera, que han grabado coros, trompetas, flautas, cellos, percusión, viola, violín, clarinete,… Simon, por su parte, se ha encargado de meter la mayoría de lo que suena: guitarra, bajo, órgano, piano, sintetizador, percusión y su voz. Además, sus letras no tienen desperdicio: lo mismo nos habla de sí mismo en “The ballad of Simon Love” o de su hijo en “Stephen Timothy West”, que le dedica una canción a su mujer en “God bless the dick who let you go” o incluso al cantante de los RAMONES en “Joey Ramone”. Y siempre lo hace con un enorme sentido del humor. Y es que Simon es un genio, un tipo con una sensbilidad pop destacable, un auténtico crooner. Es el Lennon de nuestro tiempo. Un álbum impresionante del que vas descubriendo detalles en cada nueva escucha, y que seguramente figure entre los mejores discos del año.

Mis favoritas:
1. IFLU.
2. Stephen Timothy West.
3. Joey Ramone.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.