PRIMAVERA SOUND 2011. Barcelona (26-28 de Mayo de 2011)

Viernes, 27 de Mayo de 2011.

THE FRESH & ONLYS. Bastante falto de sueño, y tras tomar unas tapas para intentar comenzar bien el día, localizamos por fin el Parc Central del Poblenou, dónde tenían lugar actuaciones bastante interesantes a mediodía. Allí había dos escenarios, dónde se alternaban conciertos de grupos que ya habían tocado en el Parc del Fórum, o en el Pueblo Español. Yo tenía algunos fijos en el calendario en este parque, y es que algunos de los que coincidían en horarios el día anterior, aquí podías verles tranquilamente y sin las malditas coincidencias. Tras perderme a LAS ROBERTAS por las dificultades a la hora de localizar el emplazamiento, llegué a tiempo de ver a THE FRESH & ONLYS, que me gustaron tanto o más que en disco. Sus melodías añejas me dejaron muy buen sabor de boca.

The Fresh And Onlys

The Fresh And Onlys

 

SONNY & THE SUNSETS. Otros que coincidían la tarde anterior con más grupos, por lo que lo más acertado era madrugar y verles alrededor de las 3 de la tarde en este parque tan agradable. Allí estaba Sonny Smith acompañado de su banda destilando buenas melodías ideales para disfrutar tirado en el césped; y tirado en el césped nos echamos una siesta reparadora que me hizo despertarme cuando los conciertos ya habían terminado.

Sonny And The Sunsets

Sonny And The Sunsets

 

AVI BUFFALO. Ya en el recinto fui al escenario San Miguel a disfrutar de uno de los conciertos del festival, puesto que no pude  entrar al Auditorio a ver a SUFJAN STEVENS. Los de San Francisco nos presentaban su soleado disco de debut en Sub Pop, un cruce delicioso entre el pop psicodélico, el folk eléctrico y el indie más luminoso. Maravillosos. Una agradable sorpresa para comenzar con una sonrisa la jornada vespertina.

Avi Buffalo

Avi Buffalo

 

THE MONOCHROME SET. La coincidencia más inoportuna del festival se daba con THE MONOCHROME SET y THE FIERY FURNACES. No me hubiera perdonado perderme a ninguno de ellos, así que no había más remedio que intentar ver mitad y mitad. Comenzamos con el post-punk de finales de los setenta y principios de los ochenta de THE MONOCHROME SET, ya que me pillaba más cerca su escenario. Buenas canciones y excelente puesta en escena que disfruté durante algunas canciones, hasta que ya decidí marchar al escenario más lejano, el Llevant, para ver a THE FIERY FURNACES.

The Monochrome Set

The Monochrome Set

 

THE FIERY FURNACES. Qué ganas tenía de ver a uno de los grupos que me entusiasman desde los comienzos. Y si su música me fascina, su actitud sobre el escenario me encanta aún más, sobre todo, la de su vocalista Eleanor Friedberger. A causa de la larga caminata hasta el escenario Llevant, llegué a las últimas canciones del dúo americano, pero el sabor de boca que me dejaron fue inmejorable. Retorcían el pop a su antojo, y hacían las delicias de los allí presentes a esas horas tan calurosas. De lo mejor del festival.

The Fiery Furnaces

The Fiery Furnaces

 

JASON COLLETT. De paso (y larga caminata) hacia el otro escenario “grande”, hice una parada en el escenario Adidas, dónde estaba en esos momentos tocando el canadiense Jason Collett, miembro también de BROKEN SOCIAL SCENE. Tan solo él con su guitarra y su gran voz se atrevía a regalar deliciosas melodías de indie-folk con acabado pop. Pensaba que su propuesta musical iba a ser más lineal y aburrida, pero acabó por gustarme.

Jason Collett

Jason Collett

M. WARD. Sus discos me gustan, pero quizás me esperaba algo más en directo, y es que aunque no sonaba mal, todas las canciones parecían iguales, les faltaba algo, no sé qué… pero algo que me hizo marcharme antes de que acabara su concierto.

M. Ward

M. Ward

WOLF PEOPLE. Viendo los horarios, tenía curiosidad por ver a este grupo londinense que me había cautivado con sus pegadizos riffs de guitarras. Su actitud sobre el escenario, aunque algo tímida, ponía de relieve su pasión por este tipo de sonidos, mezclando el folk eléctrico con el rock psicodélico y las guitarras punzantes de los mejores BLACK SABBATH. Aromas setenteros ideales para disfrutar a esas horas de la tarde en el escenario Atp.

Wolf People

Wolf People

 

PERE UBU. Tenía ganas de ver en directo a PERE UBU, en esta ocasión, interpretando una revisión de su primer álbum, ‘The modern dance’, de 1978. Su directo en el escenario Ray-Ban venía cargado de energía y autenticidad, y su art-punk se convertía así en una bomba de avant-garage inquietante y experimental. Una de las sorpresas del festival.

Pere Ubu

Pere Ubu

BELLE & SEBASTIAN. Mientras que dudábamos entre ARIEL PINK’S HAUNTED GRAFFITI, INCARNATIONS y HALF JAPANESE, al final no vimos a ninguno de éstos, y fuimos directamente al San Miguel para hacernos sitio para ver a los escoceses BELLE & SEBASTIAN, a los que ya hemos visto en varias ocasiones, y aunque sean uno de mis favoritos de la escena actual, esta vez me dejaron algo helado, quizás por el sonido, que estaba muy bajo y falto de intensidad para ser uno de los escenarios principales. Aún así eligieron un repertorio perfecto y ganas no le faltaron a Stuart Murdock y compañía, regalándonos himnos pop y hits de toda su discografía, como “The stars of track and field”, “Judy and the dream of horses”, “Sleep the clock around”, “Dear catastrophe waitress”, “I fought in a war”, “Legal man”, etc… hasta hizo un guiño al “Common people” que PULP tocarían minutos más tarde! Y por supuesto Stuart no paraba de moverse, tan dinámico como siempre, avalanzándose hacia el público, y hasta invitando a subirse a algunos afortunados a bailar sobre el escenario.

Belle & Sebastian

Belle & Sebastian

 

NO JOY. Este grupo me había llamado la atención pocos días antes del festival, y no quería perdérmelos a pesar de que coincidían con BELLE & SEBASTIAN, así que mi táctica fue ver 3 ó 4 canciones de los escoceses, y rápidamente fugarme al escenario Vice a verlas; no hay que decir que podías llegar a primera fila sin problema. El grupo canadiense sonaba ruidoso, denso y electrizante, bombeando buenas dosis de distorsión teniendo como referentes a MY BLOODY VALENTINE o SONIC YOUTH, pero a la hora de la verdad acercándose al indie-rock más por la vía del garage que del noise. Actitud y buenas intenciones tampoco les faltaron. Tras unas canciones, volví al San Miguel para seguir disfrutando hasta el final de BELLE & SEBASTIAN.

No Joy

No Joy

FIELD MUSIC. A estos ingleses ya les había visto en el Faraday, y me encantaron, por lo que me apetecía repetir, y es que aunque su tercer disco recién publicado era su peor trabajo hasta le fecha, su traslación al directo compensaba estas deficiencias y les hacía ganar enteros, con un sonido sólido, y con unas canciones que se crecían en directo, y que convertían a los paisanos de THE FUTUREHEADS y MAXIMO PARK en una de las mejores apuestas británicas del festival.

Field Music

Field Music

EXPLOSIONS IN THE SKY. Los tejanos sorprendieron a propios y extraños en el Ray Ban con su propuesta musical exquisita que nada tiene que envidiar a la de bandas como MOGWAI o GODSPEED! YOU BLACK EMPEROR. Su rock instrumental de alto voltaje es robusto y detallista a la vez, y crea capas que sobrevuelan tu imaginación, auténticas cataratas sónicas en clave de post-rock onírico para una banda que rompe ahora cuatro años de silencio con la edición de ‘Take care, take care, take care’, disco producido por John Congleton (THE WALKMEN, MODEST MOUSE) y que venían a presentar al Primavera Sound.

Explosions In The Sky

Explosions In The Sky

PULP. Y ya era el turno del gran cabeza de cartel de este día, y quizás de esta edición… el retorno de Jarvis Cocker al frente de PULP. La masificación en el escenario San Miguel era destacable. No cabía un alfiler. Una vuelta con mayúsculas, y tal y como dijo el propio Jarvis una actuación para la historia y el recuerdo en todos los sentidos. Y es que la elección del repertorio fue brutal, arrancando con un “Do you remember the first time” implacable, y sonando durante casi dos horas hits del calibre de “Something changed”, “Disco 2000”, “Babies”, “I spy”, “This is hardcore”,… para completar un recital sin pausa y lleno de una intensidad desbordante, y con un Jarvis Cocker demostrando por qué sigue siendo uno de los mejores frontman de la historia de la música. Y como no podía ser de otra forma, el concierto acabó con su gran himno, “Common people”, que dedicó especialmente a los acampados en Plaza de Catalunya. Impresionantes! De lo mejor del festival, sin duda! Pero la cosa no acabó ahí, y es que tras los aplausos del público, no tuvieron más remedio que salir de nuevo a hacer un bis, e interpretar “Razzmatazz”, otro claro homenaje a la ciudad que acoge el festival y a un público totalmente entregado.

Pulp

Pulp

BATTLES. Una lástima que se cayeran del cartel AUTOLUX, otro de los grupos que tenía marcados “en negrita” en mis horarios, lo que hizo que ya decidiera acabar la jornada del viernes con BATTLES, a los que aún no había tenido oportunidad de ver con anterioridad. Y mi sorpresa fue mayúscula, otro 10 para el Ray Ban, en el que no hubo concierto mediocre en esta edición. Un fantástico fin de viernes la apuesta musical de BATTLES son su (post)rock cósmico y matemático, sonando precisos como una caja de ritmos e intensos como una banda de rock. Reducidos ahora a trío, han hecho de su precisión metronímica una fórmula en la que conviven los vaivenes del jazz y la improvisación, el músculo de una batería contundente, los riffs calculados de guitarra, y medidas pinceladas de electrónica.

205battles2

Battles


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *