Festival RUIDISMO. Bullas (Murcia) (5 de Octubre de 2019)

Nueva edición de un festival encantador donde los haya, verdaderamente indie sin necesidad de llevarlo en el nombre, y en el que la gente que lo organiza pone todo su esfuerzo en cada detalle, como la elaboración de un cartel exquisito, trayendo muchos grupos interesantes que aún no habían tocado en la Región. Este año se han ampliado los recintos de la Almazara y The River, dos ubicaciones emblemáticas del festival, que ya se habían quedado pequeñas, y es que la gente que viene un año, queda atrapada por la magia del lugar, y repite al año siguiente, y al siguiente, y al siguiente…

Como siempre, el festival arranca en el Museo del Vino, a mediodía. Este año, la artista invitada para dar el pistoletazo de salida fue Alondra Bentley, que se presentó en directo junto a Nacho (NINE STORIES), que la acompañaba a la guitarra acústica, guitarra eléctrica, teclados y coros, mientras que Alondra nos deleitaba con su voz, guitarra acústica y omnichord. Un precioso sonido en un recinto como el Museo del Vino, en el que podías acompañar el concierto por unos vinos locales y algo para picar. Entre canciones, Alondra nos contaba historias. Se notaba que estaba disfrutando. Terminó con una versión del “Wicked game” de Chris Isaak. Después le obligaron a hacer un bis, y ella encantada.

Alondra Bentley

De ahí a la plaza, donde podías degustar unas migas o una paella acompañadas de una cerveza, a precios populares, mientras escuchabas a djs como Satelitrex, que hizo una sesión impresionante de pop de verdad, sonando el “Poppy girl” de VACACIONES, además de CARIÑO, LOS PLANETAS, EL NIÑO GUSANO, FAMILY, ALVVAYS, SHONEN KNIFE, PULP, THE CURE, MORRISSEY, Carlos Berlanga,… una sesión de lujo sólo para los paladares más exquisitos. La pinchada siguiente, la de Estrasburgo 1518, hubiera pegado más a altas horas de la madrugada.

Dj Satelitrex

En The River, a media tarde, comenzaban las actuaciones musicales con Marcelo Criminal, que presentaba nuevo EP en vinilo 7” publicado por Sonido Muchacho. Su legión de fieles llenaron un recinto visiblemente ampliado este año.

Marcelo Criminal

Le seguió LA ESTRELLA DE DAVID, que es David Rodríguez (LA BIEN QUERIDA / BEEF / etc…) en solitario, cantando sobre unas bases que disparaba, y a veces acompañado de una guitarra eléctrica. Presentó las canciones de su nuevo disco ‘Consagración’ (Sonido Muchacho, 2019), canciones que coreaba la gente en una tarde con un ambiente extraordinario.

La Estrella de David

Tras él fue el turno de AMPARITO, un cuarteto de chicas de Madrid a las que ya había visto en el Madrid Popfest. Canciones cortas de aspecto punk y radiante amateurismo que encierra su álbum de debut ‘Clara oscuridad’ (Mont Ventoux, 2019).

Amparito

Luego, otro grupo de chicas, ROMBO, desde Barcelona, con una bonita mezcla entre shoegaze y pop de preciosas armonías vocales. Venían a presentar su nuevo álbum, ‘Clara Montse Núria’ (Indian Runners, 2019), grabado y producido por David (LA ESTRELLA DE DAVID), que se subió a cantar en una de las canciones.

Rombo

De ahí me fui a la Almazara, el recinto de los conciertos nocturnos, pero cuando llegué ya había terminado Yana Zafiro, ¡qué rabia! menos mal que la había visto unas semanas antes en el Cabo de Pop. Y es que en el Ruidismo no te puedes despistar ni un solo momento porque te pierdes grupos, así que cuando llegué estaban comenzando UNIFORMS, otro grupo más de chicas, con una deliciosa mezcla entre shoegaze, electrónica y dreampop, a las que ya había visto en el Tomavistas. Hay que resaltar que este año la presencia femenina del cartel fue más que notoria.

Uniforms

A continuación fue el turno de TERRIER. El cuarteto de Pamplona presentó su álbum ‘Algo para romper’ (Sonido Muchacho, 2018), transmitiendo un buen rollo impresionante. Se notaba que se lo pasaban pipa en el escenario. El sonido acompañó a casi todas las bandas del festival, y este año la Almazara contó con un buen montón de público que parecía enloquecer con las bandas, sin dejar de bailar ni un solo instante. El ambiente continuaba siendo magnífico.

Terrier

Y ya era el turno de la única banda foránea del festival este año, LAS LIGAS MENORES, si bien el combo argentino se ha dejado ver por los recintos de nuestro país los últimos meses. Hicieron uno de los conciertos del festival, presentando su nuevo álbum, ‘Fuego artificial’ (Sonido Muchacho, 2018), si bien el sello madrileño les acababa de publicar también en nuestro país su álbum homónimo de debut, que podías conseguir en el mercadillo que se montó en La Almazara. Un concierto maravilloso!

Las Ligas Menores

Y ya era el turno para el cabeza de cartel, EL ÚLTIMO VECINO, aunque la calidad de las bandas de este año difuminaba que pudiera existir un cabeza de cartel claro. Además, los barceloneses, aunque son siempre un torbellino en directo, no gozaron del mejor sonido de la noche, y es que su actuación se vio interrumpida por un corte de luz que les dejó sin sonido un buen rato. Cuando se solventaron los problemas, retomaron el concierto con la actitud y la energía en directo que les caracteriza. Al final, ni el corte de luz pudo empañar un concierto memorable.

El Último Vecino

Aunque aún quedaba un grupo por actuar (RATA NEGRA) y algunos djs, ya me encontraba embriagado de tantos buenos conciertos que había visto durante todo el día. El Ruidismo 2019 quizá haya conseguido el mejor cartel de toda su historia, por ello espero con ansia el Ruidismo 2020.

Top 3:
1. LAS LIGAS MENORES.
2. EL ÚLTIMO VECINO.
3. UNIFORMS.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *