Festival VISOR FEST. Benidorm (Alicante) (2-3 de Noviembre de 2018)

Primera edición de un nuevo y sorprendente festival, y es que cuando meses antes veía coincidir en un mismo cartel a joyas del pop ochentero y noventero como RIDE, THE JESUS & MARY CHAIN, THE FLAMING LIPS, ASH o ST. ETIENNE, no daba crédito a lo que leía. Me alegró mucho colaborar pinchando en la fiesta de presentación de Madrid, en la Sala Tempo, junto a mis amigos ManPop y Toribio.

Se acercaba la fecha del evento y se cambiaba el recinto de un campo de fútbol a una ubicación más pequeña como el Auditorio Julio Iglesias de Benidorm. Se rumoreaba que la venta de entradas no iba bien, y es que quizá el único pero del festival fue la escasa afluencia de público, que no respondió incomprensiblemente a la llamada de un cartel de tanta calidad. Algo de culpa, pero poca, debía también tener la celebración en la misma ciudad y en la misma fecha de otro festival, el Funtastic, que vendió todas sus entradas en apenas diez minutos.

De todas formas, es siempre mejor mirar el vaso medio lleno: un recinto precioso y cómodo que me recordaba al del Festival Tomavistas, y en el que podías disfrutar de los conciertos desde primeras filas sin ningún problema. La media de edad debía rondar los cuarenta. Desde luego podría enumerar muchos más pros que contras: actuaciones largas pero que se hacen cortas, sonido impecable, emplazamiento cómodo y elegante, repertorios de lujo, barras y baños sin colas, público que va a disfrutar de la música, actuaciones que no se solapan, conciertos inolvidables, etc…

 

Viernes, 2 de Noviembre de 2018.
Pues bien, el primer día fui testigo de dos de los grandes conciertos del fin de semana, dos de los grupos británicos que fueron famosos a finales del siglo pasado, RIDE y THE JESUS & MARY CHAIN, que se han reinventado ahora, sacando dos discazos deslumbrantes: ‘Weather diaries’ en el caso de RIDE, y ‘Damage and joy’ en el caso de THE JESUS & MARY CHAIN. Venían a presentar esos álbumes, pero sin olvidar los hits de sus primeros trabajos que sonaban ya en festivales hace más de veinte años. Tanto los de Oxford como los escoceses demostraron que suenan ahora mucho más contundentes que antaño, y con repertorios inmaculados que nos hicieron disfrutar de sus actuaciones como nunca lo han hecho, y es que además, el sonido fue magistral como el de todas las bandas que actuaron durante el fin de semana. Mark Gardener, Andy Bell y los suyos nos hicieron vibrar con potente cancionero actual como “All I want”, “Charm assault”, “Lannoy point”, “Pulsar” o “Catch you dreaming”, sin olvidar clásicos hits como “Drive blind”, “Leave them all behind”, “Vapour trail”, “Ox4” o “Unfamiliar”, casi una veintena de temas para casi dos horas de concierto. Una pasada.

Ride

 

Algo parecido ocurrió momentos después con THE JESUS & MARY CHAIN. La banda de los hermanos Reid suena mejor ahora que hace veinte años, y nos brindó un repertorio bastante agradecido también en cuanto a tiempo, y es que todas las bandas del VisorFest ofrecieron más de una hora de concierto, lo que hizo vibrar a la legión de fans que habíamos allí. Sonaron éxitos arrolladores como “Just like honey”, “Blues from a gun”, “I hate rock and roll”, “Head on”, etc… Impresionantes! Qué delicia de bendito ruido nos brindaron!

The Jesus & Mary Chain

 

 

Sábado, 3 de Noviembre de 2018.
La mejor forma de pasar el tiempo durante el día hasta que empezaban las actuaciones a las 7 de la tarde era pasarte por La Favorita, un local en el centro de Benidorm donde el ambiente era inmejorable. Allí podías reponer fuerzas con un enorme cachopo y una marinera, y tomarte un vermouth o un chupito de licor de castañas mientras escuchabas la deliciosa selección musical de Dj Kañas pinchando sólo con vinilos, y regalándonos éxitos de la mejor música de las últimas décadas, tanto de aquí: GOLPES BAJOS, THE YELLOW MELODIES, ROSS,… como de fuera: THE BEACH BOYS, THE BEATLES, MADNESS, THE JESUS & MARY CHAIN, TEENAGE FANCLUB,… una de las mejores sesiones que he disfrutado este año, si no la mejor.

Dj Kañas

Y bien, ya sobre las 7 en el recinto para disfrutar de ASH, a los que tenía algo perdida la pista. Alternaron canciones de su nuevo disco con joyas de su época gloriosa como “Shining light”, “Girl from Mars”, “Goldfinger”, “A life less ordinary” o “Burn baby burn”, con la que terminaron un repertorio de más de veinte canciones.

Ash

CATPOWER ralentizaron el ritmo del día. Deberían haberles puesto en primer lugar, y no tras ASH y sus ritmos de guitarras vertiginosas. Chan Marshall tiene buena voz, no lo pongo en duda, pero sus canciones en ese momento me bajaron las revoluciones, y lo que me pedía el cuerpo era bailar con ST ETIENNE o flipar con el espectáculo de THE FLAMING LIPS.

Pues eso, tras CATPOWER fue el turno del pop delicatessen de ST. ETIENNE, que nos deslumbraron con su pop bailable, combinando temas menores de su último disco con himnos pop de sus comienzos como “You’re in a bad way” (mi favorita), “Sylvie”, “He’s on the phone” (que se guardaron para el bis),… y regalándonos alguna que otra espléndida versión como “Let’s kiss and make up” de THE FIELD MICE, con la que empezaron su concierto, o el “Only love can break your heart” de Neil Young.

St Etienne

Tras ST. ETIENNE, llegó la actuación no sólo de la noche y del festival, sino seguramente la mejor del año y de mucho tiempo, la de THE FLAMING LIPS. Y mira que uno ya les ha visto varias veces y se conoce casi de memoria los trucos de Wayne Coyne y los suyos, pero no por ello dejan de sorprenderme. Fue una fiesta de luz y color, de confeti y globos, de felicidad plena y éxtasis para los sentidos.

The Flaming Lips

No faltó ningún detalle. Tras la entrada en la que sonó “Así habló Zaratustra, Op. 30” de Richard Strauss, comenzó la gran fiesta con “Race for the prize” y el auditorio plagado de confeti. Coyne levantaba una cadena de globos con forma de letra unidos y de color plateado donde se podía leer “Fuck yeah Benidorm”.

The Flaming Lips

A continuación, en “Yoshimi battles the Pink Robots Part 1” saca un enorme robot hinchable que parecía construido a bases de nubes de gominola. Le siguió “Fight test” y unas hipnotizantes proyecciones psicodélicas. La verdad que el grueso de su repertorio se basó principalmente en su época más accesible y llena de inspiración de finales de los ‘90 y principios de los dosmiles, con hits arrolladores de la talla de “The W.A.N.D.”, “The Yeah Yeah Yeah Song”, “Are you a hypnotist?” o un “Do you realize?” que utilizaron como bis para despedir una noche gloriosa e inolvidable. Nos regalaron también una estremecedora versión del “Space oddity” de David Bowie, para la que Wayne Coyne se metió en una bola de plástico, que rodó por encima de las cabezas del estusiasmado público que parecía en trance con la actuación alucinógena de los de Oklahoma.

The Flaming Lips

Tampoco faltó el gigante arco iris en el escenario durante “Do you realize?”, los ojos y labios en de “The W.A.N.D”, o cuando Wayne se subió a un unicornio de madera en “There should be unicorns” y se abrió paso entre el público… en definitiva, un concierto que es toda una experiencia psicodélica que no quieres que se acabe nunca.

 

Con la cara de alegría que se te queda después de un concierto de THE FLAMING LIPS, ya te da igual lo que venga después, pero si encima se trata de una propuesta bailable de la calidad como la de !!! (chk chk chk), mejor que mejor para echarte los últimos bailes de un festival de lujo que ojalá tenga continuación el año que viene. Bienvenido VisorFest!

!!! (chk chk chk)

 

Top 3:
1. THE FLAMING LIPS.
2. THE JESUS & MARY CHAIN.
3. RIDE.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *