THE PAINS OF BEING PURE AT HEART – “The echo of pleasure” CD / LP (Painbow, 2017)


Tengo que reconocer que me asusté el día que escuché el single de adelanto “When I dance with you”, acojonado por un giro bailable de la banda que afortunadamente sólo se quedó en eseo, un susto, y es que el resto del disco está lleno de hits pop, con estribillos radiantes y un acabado fresco y bastante ochentero, otra vez gracias a la cristalina producción de Andy Savours (MY BLOODY VALENTINE, Patrick Wolf), que ya le produjo su álbum anterior. Son sólo nueve temas, que fueron concebidos durante la reciente paternidad de Kip Berman, y de ahí las referencias en varios de los textos del disco… Se les puede tachar a ‘los Pains‘ de haber edulcorado su sonido estos últimos años, cambiando capas de ese fuzz que fue seña de indentidad en su primer disco homónimo de 2008 por un sonido más limpio y destilado estos últimos años, si bien en este cuarto álbum aún existe algún vestigio de sus inicios, como “Anymore” o “My only”, el tema que abre el disco. En “So true”, su nuevo sencillo, se demuestra una vez más lo bien que le quedan a las canciones de Berman las voces femeninas, y es que en que este caso ha vuelto a acudir a Jen Goma, de A SUNNY DAY IN GLASGOW, para facturar uno de los momentos más bellos de todo el álbum. En la que da título al disco, así como en otros temas, como “Falling apart so slow”, se dejan ver los momentos más ochenteros, incluyendo riffs de sintes o guitarras que nos pueden recordar a grupos como ULTRAVOX, AZTEC CAMERA o LIGHTNING SEEDS. Aparte de las excelentes armonías vocales, existe a lo largo de todo el disco un equilibrio perfecto entre teclados y guitarras, y no falta el ingrediente esencial del buen indiepop: unas melodías adictivas e inmediatas rebosantes de inspiración.

Mis favoritas:

1. So true.
2. Anymore.
3. My only.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *