THE MAGNETIC FIELDS – “50 song memoir” 5CD / 5LP (Nonesuch, 2017)


Nuevo álbum de THE MAGNETIC FIELDS, que recuerda irremediablemente a ‘69 love songs’, y es que se trata de un quíntuple álbum con un total de 50 canciones, distribuidas en 5 CDs o 5 vinilos, más un libreto de 100 páginas con las letras de las canciones y una conversación-entrevista entre Stephin Merritt y su compi de grupo Daniel Handler, contándonos más sobre los 50 temas que contiene este ‘50 song memoir’, y que es una especie de documental sonoro autobiográfico sobre los primeros 50 años de vida de su autor, a una canción por año. Merritt nació en 1965, así que la primera canción pertenece a 1966, cuando cumplió su primer año de vida. El disco comenzó a grabarlo el 9 de febrero de 2015, el día de su cumpleaños. Un reto de los que parece gustarle al neoyorquino, y es que recordemos ese tratado del amor de 69 canciones que fue ‘69 love songs’, ese álbum titulado ‘i’, en el que todas las canciones comenzaban por la letra “i”, o ‘Distorsion’, en el que todos los instrumentos del álbum sonaban distorsionados. Cuenta en el libreto que el presidente de Nonesuch, Robert Hurwitz, quedó un día con él y le propuso esta disparatada idea. La mayor diferencia con ‘69 love songs’ radica quizá en que el contenido de aquél era mayormente ficción, mientras que en éste es real, es de las pocas veces que Stephin Merritt nos habla de sí mismo, de su vida a lo largo de estos 50 episodios. Él mismo se ha encargado de tocar y grabar casi todo lo que suena, casi una centena de instrumentos: ukeleles, percusiones, cajas de ritmo, farfisas y otros órganos, kazoos, sintes, panderetas, pianos, xilófonos, sitares, y un largo etcétera, pero también ha contado con la colaboración del resto de sus fieles compañeros de grupo: Claudia Goson, Daniel Handler, Thomas Bartlett, Christopher Ewen, Sam Davol,… Son canciones pop, de estrofa y estribillo, diversas entre sí, y muchas veces parece como si estuvieran a medio hacer, pero eso es también parte de su encanto. Merritt guarda una envidiable inspiración para hacer de cada canción una joya de estribillo irresistible. Hay a lo largo de todo el disco referencias al cine, a la literatura, y a la música, sus grandes pasiones. En cuanto a las musicales, encontramos toda una canción homenaje a John Foxx, fundador de ULTRAVOX, “Foxx and I”, y menciones también en otras canciones a THE RAVEONETTES, JEFFERSON AIRPLANE, NEU!, CAN, EINSTÜRZENDE NEUBATEN, THE SHIRELLES, Eliott Smith,… Un repaso a todas las personas, sitios y aspectos importantes que han marcado su vida, como su madre (“‘75: My mama ain’t), sus ex-novios (“‘03: The ex and I” o “‘93: Me and Fred and Dave and Ted”), su gato (“‘68: A cat called Dyonisus”), su época de estudiante (“‘86: How I failed Ethics”), los sonidos sintetizados (“’97: Eurodisco trio” o “’81: How to play the synthesizer”), sus clubs favoritos (“‘87: At the Pyramid” y “‘84: Danceteria!”), así como el bar dónde solía escribir, el Dick’s Bar (“‘02: Be true to your bar”). Elegante como Scott Walker o Neil Hannon, Merritt acaba de escribir toda una autobiografía musical sin desperdicio, que se podrá ver en directo en diversas ciudades y festivales, como el Primavera Sound, interpretando en su totalidad esta obra de arte, con las 50 canciones repartidas a lo largo de dos conciertos.

Mis favoritas:

1. Me and Fred and Dave and Ted.
2. Judy Garland.
3. I think I’ll make another world.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *