DEERHOOF – “The magic” CD / LP (Polyvinyl, 2016)

deerhoof-themagiccd-l
Enésimo álbum de la banda liderada por Satomi Matsuzaki, que acaba de facturar su disco más “heavy”, aunque claro, “heavy” desde el punto de vista creativo y experimental que otorgan los de San Francisco a cada uno de sus álbumes: a unas baterías atronadoras, en ocasiones heredadas del math-rock, les añaden distorsión incluso a las voces (como en “That ain’t no life to me”), eso siempre sin descuidar unas sorprendentes y extrañas melodías. Pues eso, que aquí se escuchan menos teclados que en anteriores trabajos, con las guitarras en primer plano, lo que les proporciona un sonido más duro, más rock. El disco lo grabaron en tan sólo siete días en una oficina abandonada del desierto de Nuevo México. Son quince canciones que suman cuarenta minutos en total, con temas que van desde los 47” de “Patrasche come back” hasta los cinco minutos de “Criminals of the dream”. Muestran una envidable facilidad para hacer sonar cada disco distinto de los demás, pero con una seña de identidad única. Su avant-pop puede sonar por momentos a STEREOLAB, por momentos a FUGAZI, por momentos a OF MONTREAL, pero sin dejar de sonar a ellos mismos en ningún momento. Un trabajo con muchas aristas, con estructuras imprevisibles, ritmos cortantes, guitarras afiladas, y melodías poco evidentes. Lo mismo te sueltan un tema de kraut-funk-jazz como “Model behavior”, o te sorprenden con un petardo grunge-punk cantado por su guitarrista Ed Rodríguez, como es “That ain’t no life to me” (no es la única con voz masculina). También hay temas puramente setenteros como son “Dispossessor” o “Acceptance speech”, y funky marciano, como en “Debut”. En fin, un batiburrillo de estilos, entre los que encontramos free jazz, synth-pop, funky, rock, psicodelia, improvisación,… pero sonando más garageros que nunca en esta ocasión, con la originalidad compositiva de DEERHOOF, no apta para neófitos.

Mis favoritas:

1. Criminals of the dream.
2. Acceptance speech.
3. Learning To Apologize Effectively.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *