M83 – “Junk” CD / 2LP (Mute, 2016)


M83-CD-L
He de reconocer que aunque fui seguidor de este grupo en sus comienzos, les perdí la pista al poco tiempo por falta de interés, hace una década aproximadamente, tras la publicación de ‘Before the dawn heals us’, ya que dejaron su lado más shoegaze, y no es que ahora hayan vuelto mezclando muros de guitarras con electrónica como en sus comienzos, pero sí que han facturado un disco impresionante, un señor álbum, lleno de colaboraciones estelares, como la de Steve Vai en “Go!” haciendo un espectacular solo de guitarra marca de la casa, o la presencia de Beck a las voces en “Time wind”. El disco empieza con una potente colección de hits para las pistas de baile más selectas, con buenas dosis de ritmos electrónicos pero sin descuidar unas melodías elegantes llenas de inspiración y gancho, con multitud de arreglos y colores a lo largo de las quince canciones y casi una hora de duración que tiene el álbum. Así, “Go!” recuerda a THE GO! TEAM, y “Walkway blues” a George Michael. Aunque Anthony Gonzalez utiliza el inglés como idioma principal en su música, también incluye un par en su lengua materna, el francés, “Atlantique sud” y “Bibi the dog”. También hay varias piezas instrumentales, en un disco muy variado. Es un trabajo lleno de matices, con multitud de recursos musicales esparcidos por todo el álbum, como esas voces a lo Alvin y las Ardillas de “Bibi the dog”. “Moon crystal” es el primer instrumental que encontramos, y parece sacado de la sintonía de la serie “Vacaciones en el mar”. A “Moon crystal” le sigue la parte más floja del disco, las baladas ochenteras “For the kids”, “Solitude” y la instrumental “The wizard”. Pero enseguida llega “Laser gun” para enderezar el rumbo, con una pegadiza melodía femenina a cargo de Mai-Lai Chapiron, sobre una base electrónica y un riff de piano, y que puede recordar a sus compatriotas AIR. “Road blaster” también tiene ese aire bailable, con atmósferas pobladas de sintes. “Tension” es otro interludio instrumental, que da paso a “Atlantique sud”, dónde repite a la voz Mai-Lai Chapiron, que canta a dúo con el propio Anthony, en honor a esos duetos que tanto gustaban a Serge Gainsbourg. Y ya, tras “Time wind”, en la que pone voz Beck, llega el último instrumental, “Ludivine”, que da paso a “Sunday night 1987”, que pone punto y final a un álbum espectacular en el que el autor ha hecho lo que le ha dado la gana, quedándole un disco sobresaliente. Y es que a pesar del hit masivo que consiguió en 2011 con “Midnight city”, el francés residente en Los Angeles ha sabido digerir muy bien el éxito, y hacer un álbum bastante personal y nostálgico, rindiendo tributo a toda la música que de pequeño escuchaba en casa de sus padres

Penile examination : circumcision, deformity, plaques, viagra online A species-specific gender difference in clearance and bioavailability was apparent in the rat..

.

Mis favoritas:

1. Go!.
2. Laser gun.
3. Walkway blues.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *