BELLE AND SEBASTIAN – “Girls in peacetime want to dance” CD / 2LP (Matador, 2015)

BS-PeacetimeCD-L
Noveno álbum de estudio de uno de mis grupos favoritos de Glasgow, primero en más de cuatro años. Un disco en el que la banda liderada por Stuart Murdoch intenta reinventarse añadiendo ritmos de la pista de baile a sus portentosas y efectivas melodías pop. Así sorprendieron con ese adelanto que es “The party line”, que confundía y creaba cierto miedo a los fans del grupo, que pensaban que habían adquirido un giro modernito que no les hacía falta. Y bien, no seré yo quién se meta ni con esa canción, ni con otras dos más que hay en la onda eurodisco, sobre todo, “Enter Sylvia Plath”, aún más bonita que “The party line”. El resto del álbum contiene los clásicos ingredientes de las canciones de los escoceses: sensibilidad pop a raudales, voces femeninas (como la de Dee Dee de las DUM DUM GIRLS en “Play for today”), excelentes letras, unos arreglos brillantes (como esos preciosos adornos orquestales de “The cat with the cream”), armonías vocales celestiales, etc… aunque también contiene otros elementos no tan reseñables, como la excesiva duración del disco (más de una hora, y es que sólo dos de las canciones bajan de los 4 minutos, encontrándonos hasta un tema, “Play for today”, que supera innecesariamente los siete minutos), exceso de sintetizadores que a veces, como en “The power of three”, pueden recordarnos a los teclados del ‘Head music’ de SUEDE, etc… “The everlasting muse” tiene un aire de la tradición rumano-balcánica, mientras que “Today (this army’s for peace)”, tema que cierra el álbum, tiene una apariencia más narcótica, en la onda de GALAXIE 500. El disco ha sido producido por Ben Allen (ANIMAL COLLECTIVE, DEERHUNTER, CUT COPY, M.I.A., etc…), que la verdad le da un sonido muy sólido y convincente. Mira que cuando un grupo mítico saca el enésimo disco de su carrera, suele darme pereza su escucha por temor a que hayan perdido la inspiración, a que no estén en su mejor momento, pero la verdad que éste es de los pocos discos en los últimos meses que he disfrutado dándole varias escuchas completas… si hasta quería que tocaran la mayoría de estas canciones en el Primavera Sound, aunque sólo tocaron tres… Puede que no sea su mejor trabajo, pero aún en ese caso, se trata de otro disco superlativo a cargo de uno de los grupos más interesantes de la actualidad, un álbum emocionante que está muy por encima de la mayoría de discos que salen en la actualidad. Y es que Stuart Murdoch y los suyos demuestran en este ’Girls in peacetime want to dance’ que no han perdido la inspiración para construir pluscuamperfectos himnos de pop preciosista.

 

Mis favoritas:

1. Enter Sylvia Plath.
2. Nobody’s empire.
3. Allie.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *