MORRISSEY – “World peace is none of your business” CD / 2LP (Harvest, 2014)

MorrisseyCD-L
Nuevo disco de Morrissey, cinco años después de ‘Year of refusal’ (2009). Para él ha contado a la producción con Joe Chiccarelli (THE KILLERS, RUSSIAN RED,…), que nos ha devuelto al Morrissey más barroco y excesivo. Nada más salir el disco, los comentarios que me llegaban no eran muy halagüeños, que si el disco dejaba bastante que desear, etc… y cierto que me enfrenté a él con algo de indiferencia y pesimismo, y quizás por eso no me resultó tan malo. En realidad no es mal disco, aunque tampoco está a la altura de sus mejores trabajos. Y es que hasta un álbum mediocre de Morrissey es mucho mejor que lo que hacen la mayoría de grupos hoy en día. En él, además de la ya clásica mezcla de guitarras y elementos electrónicos, vemos una mayor presencia de influencias latinas, gracias a un mayor uso de acordeones, guitarra española, vientos y percusiones. El disco comienza con el tema titular, en el que se llama a no votar (“Each time you vote, you support the process”). Se suponía que tenía que ser el single, pero ni siquiera me parece uno de los temas más destacados del disco. “Neal Cassady drops dead” tiene guitarras más afiladas, que me recuerda mucho a las del disco ‘Head music’ de SUEDE. Es un tema de corte grandiolocuente y ampuloso que va sobre la generación beat, con Allen Ginsberg y ‘Howl’. Mezcla con acierto sintetizadores analógicos con arreglos de guitarra acústica, y hasta hay un solo de guitarra española (no es el único en el disco). “I’m not a man” es un corte de casi ocho minutos con una intro apenas imperceptible, que termina con un emocionante crecendo final en el que destacan los teclados de Gustavo Manzur, la incorporación más reciente al grupo. Una crítica de los estereotipos masculinos, que da paso a la parte más emocionante del álbum, con un tema más fresco y directo, “Istanbul”, que bien podría haber salido como single. En “Earth is the loneliest planet” habla de la crueldad del ser humano, basando la instrumentación en percusiones latinas, guitarras acústicas, arpa, acordeón, y coros celestiales a cargo de Kristeen Young. “Staircase at the university” es quizás mi canción favorita del disco, la más pop, con una melodía luminosa y un fantástico colchón de teclados. Va de un padre demasiado exigente con los estudios de su hija. Vuelven a destacar las guitarras acústicas, los vientos, y un fabuloso solo de guitarra española. “The bullfighter dies” muestra en dos minutos la conocida faceta antitaurina de Morrissey, nombrando hasta seis ciudades españolas, entre ellas Murcia… “Kiss me a lot” tiene una letra repetitiva pero efectiva, una melodía sencilla sobre un ritmo latino (creo oír hasta unas castañuelas!), y un estribillo facilón pero redondo y pegadizo. Las tres siguientes, “Smiler with knife”, “Kick the bride down the aisle” y “Mountjoy” superan todas los cinco minutos, bajan bastante el listón, con un tempo mucho más bajo, y carecen de la intensidad y la magia necesarias. Cierra el disco “Oboe concerto”, otro tema tranquilito, que si bien mejora algo el nivel, confirma que el álbum podía haberse acabado en el corte ocho. Aún así, como digo, cualquier disco mediocre de Morrissey supera la media del resto.

 

Mis favoritas:

1. Staircase at the University.
2. Istanbul.
3. Kiss me a lot.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *