THE ROLLING STONES. Santiago Bernabeu (Madrid) (25-6-2014)

The Rolling Stones

The Rolling Stones

Nunca había visto a THE ROLLING STONES en directo, así que por fin me decidí a verles en esta ocasión (ya que no creo que haya muchas más), y fui además uno de los afortunados que pudieron hacerse con una entrada, ya que cuando se pusieron a la venta, éstas se acabaron en pocas horas… Al ser día laborable, un miércoles, me tocó hacer la locura de coger el coche e ir a Madrid y venir el mismo día. Llegando más o menos justo de tiempo, para no escuchar así ni un segundo al telonero LEIVA, entré al estadio más bonito del mundo, el Santiago Bernabeu, que tenía un aspecto inmejorable. El escenario era impresionante. Empezaron puntuales a las 21:50h con “Jumping jack flash”, y ya encadenaron clásico tras clásico hasta la medianoche. Sonaron así, “It’s only rock’n’roll”, “Tumbling dice”, “Angie”, “Out of control”, “Honky tonk women”, “Midnight rambler”, “Gimme shelter”, “Start me up”, “Sympathy for the devil”, y terminaron con “Brown sugar”, dejando para los bises, “You can’t always get what you want” y “(I can’t get no) Satisfaction”. Nos regalaron también una brillante versión del “Like a rolling stone” dylaniano, que fue la canción elegida (de una oferta de seis) por el público español para sumar al repertorio. Jagger no paró de moverse de un lado al otro del escenario, demostrando una vitalidad encomiable. Además, cada dos por tres se recorría la pasarela perpendicular que le llevaba hasta el centro del estadio. Ron Wood y Keith Richards permanecían más pegados a sus instrumentos, extrayendo el mejor sonido de guitarras que he escuchado en años. Aún así, Richards también canta dos canciones: “You got the silver” y “Can´t be seen”. Y Charlie Watts, como siempre, inmóvil delante de su batería, cumpliendo su papel en el engranaje. En temas como “Out of control” o “Like a rolling stone”, Jagger sacaba a relucir su armónica. En “Gimme shelter” la protagonista era la voz negra de Lisa Fischer, capaz de arrancar el alma al mismísimo diablo. Ya para los bises, en “You can’t always get what you want” se vieron acompañados por el magnífico coro de la Orquesta de la Comunidad de Madrid (ORCAM), y para terminar, y con el público ya totalmente entregado desde hacía rato, “(I can’t get no) Satisfaction”, seguido de unas lenguas de fuego elevándose a ambos lados del escenario, y que pusieron el punto y final nada más llegada la medianoche, para que los vecinos no se quejaran, y con un “hasta pronto” de Jagger que deja la puerta abierta a una nueva ocasión para verles. Ojalá sea así.

 

A destacar: El impresionante aspecto del Bernabeu, y la maravillosa experiencia que es ver a THE ROLLING STONES en acción!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *