ONWARD CHARIOTS – “This is my confession” CD (Skipping Stones, 2013)

OnwardChariotsCD
Tras un par de EPs, este interesante grupo de Brooklyn por fin nos deleita con su álbum de debut, un extraordinario disco con 16 gemas de indiepop luminoso que no se hace pesado en absoluto. En él mezclan las enormes y variopintas influencias que atesoran, dándole un acabado 100% pop. ONWARD CHARIOTS otorgan mucha importancia a las armonías vocales, cosa que pocos grupos hoy en día cuidan, y que se agradece una barbaridad. Así, sus canciones nos recuerdan a bandas clásicas de todas las épocas, como TEENAGE FANCLUB, THE BEACH BOYS, THE SHINS, QUEEN y BELLE & SEBASTIAN, entre otros. Demuestran una habilidad pasmosa para facturar estribillos redondos de melodías multicolor que rebosan entusiasmo y vitalidad. Tras un tema introductorio, “Opening”, enseguida nos encontramos con “This is my confession 1”, que contiene un estribillo pegadizo y un aire de pop atemporal, con un deslumbrante solo de guitarra incluído. “Mel Gibson” es todo un hit de estribillo demoledor, que suena a una mezcla entre QUEEN, TEENAGE FANCLUB y THEY MIGHT BE GIANTS. “Sisters and brothers” es una elegante composición donde brillan las armonías vocales y unos preciosos arreglos orquestales. Y es que el disco está lleno de suntuosos adornos y riqueza de estilos. Así, “I just met a girl” tiene un aire a los STRAY CATS y al rock’n’roll de los ‘50. “When you’re smiling” introduce leves pinceladas de psicodelia bajo una acogedora aureola acústica. “Mama” comienza con armonías vocales “a capella” a la que se van uniendo arpegios de sintetizadores ochenteros a lo TANGERINE DREAM, arreglos de cuerda y metales,… Y ya le toca el turno a “This is my confession II”, un intermedio a piano para dar la bienvenida a la segunda mitad del disco. “Forever never ends” tiene un aire cinematográfico, mezclando el lounge con el jazz y el dreampop. “You don’t have to be unhappy” es un hit de pop de exquisitas melodías. Y es que ONWARD CHARIOTS lo quieren todo, y combaten la calma de “I don’t want to be with you” con la inmediatez de “I want everything”. En “How could I?” crean deliciosas armonías vocales con el único colchón de un ukelele, para adentrarse más tarde en la disco music con “Get me out of this party”. Con “Stay” ya adivinamos el final del disco con una melodía de voz sobre un piano, y ya cierra el álbum “Confession III”, un tema instrumental liderado por un riff de guitarras, que pone fin a un fantástico álbum de debut que se han grabado ellos mismos en sus casas, aunque no lo parezca… ¡Que Dios les pille confesados!
 

Mis favoritas:

1. You don’t have to be unhappy.
2. Mel Gibson.
3. Sisters and brothers.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *