LOW COST 2011. Benidorm (Alicante) (21-22-23 de Julio de 2011)

La semana después del FIB suponía nuestro bautizo en este festival, que nos interesaba más por los amigos y conocidos que iban, y por la distancia (a tan sólo hora y media de casa) que por el cartel. No había ningún artista por el que fuéramos exclusivamente al festival. Los que nos gustaban, ya les habíamos visto, y a los que no, daba gusto tenerles de fondo como hilo musical mientras te tomabas una cerveza.

Si bien el FIB era un festival destinado al público veinteañero foráneo, su homólogo para el público español era éste. No había mucho riesgo en el cartel, que digamos, y los nombres nacionales te aseguraban un público para poder llevar a cabo el festival con unas garantías. Eran tres días, tres escenarios, y más de 60 conciertos, en una ciudad poblada por rascacielos con poca (más bien ninguna) tradición pop. Hasta la ministra de cultura, la Sinde, se pasó por el festival. Este año el evento se ubicaba en un recinto distinto al de ediciones anteriores, la Ciudad Deportiva, un lugar mucho más idóneo. Así, el campo de fútbol se convertía en muchas ocasiones en un multitudinario karaoke sobre todo en los conciertos de grupos españoles.

Jueves, 21 de Julio.
El jueves llegamos al recinto a mitad de concierto de ELI ‘PAPERBOY’ REED, que en el escenario principal soltaba buenas dosis de soul para deleite de los presentes. Luego fuimos a ver a STAY en el escenario Stereo, el más pequeño de los 3 (si bien el escenario más grande sólo se abriría viernes y sábado).

Eli 'Paperboy' Reed

Eli ‘Paperboy’ Reed

 

A continuación, THE PAINS OF BEING PURE AT HEART nos ofrecieron un concierto como nos tienen acostumbrados, correcto sin más, sin la necesidad de ser espectaculares ni hacer nada diferente en directo, porque no lo necesitan, porque la calidad de sus canciones es suficiente para hacerte tararear los estribillos de “Come Saturday” o “Belong”, primer single de su segundo álbum.

The Pains Of Being Pure At Heart

The Pains Of Being Pure At Heart

Fuimos de vuelta otra vez al Escenario Stereo para descubrir la música de ERIC FUENTES & EL MAL, que eran rock’n’roll sucio y dónde la velocidad y la distorsión parecían más importantes que las melodías; aún así terminaron de forma brillante con un par de versiones: “Hangin’ on the telephone” de THE NERVES (aunque quizás te suene más de BLONDIE), y “Ataque preventivo de la Urss”, de POLANSKY Y EL ARDOR. VINILA VON BISMARCK & THE LUCKY DADOS nos demostraron por qué hay más pose que canciones en su propuesta musical.

LORI MEYERS volvían a poner patas arriba el escenario Low Cost, callándose Noni en los momentos especiales para dejar escuchar al público, que se sabía todas las canciones. Nos dimos una vuelta más por el Escenario Stereo para ver a THE CASTERS, un grupo de pop electrónico que me recordaron a mis paisanos THE LEADINGS, que parecían tener buenas canciones y hacer a la gente bailar.

FANGORIA sería el plato principal del Escenario Low Cost esta primera noche, contando con colaboraciones como las de Mario Vaquerizo, en “Perlas ensagrentadas”. Y es que su espectáculo, elegante y lleno de hits de todas las épocas de Alaska, siempre se agradece, sobre todo en un festival multitudinario.

Viernes 22 de Julio.
Como ya se está poniendo de moda en muchos festivales, aquí también montaba Red Bull su autobús para desplegar música en directo en la misma playa de Benidorm, y ahí nos desplazamos para llegar al final de MECHANISMO, y ver de nuevo a ERIC FUENTES & EL MAL. El público, bien bronceado en la arena, permanecía atento sentado o tomando el sol en la playa.

Ya por la tarde llegamos a mitad de la actuación de DOS BANDAS Y UN DESTINO, ese invento que se han montado LOS CORONAS y ARIZONA BABY juntos sobre el escenario para hacer versiones que no tenían más interés que los de cualquier otro grupo de verbena en un chiringuito. Ya fuimos al escenario grande, llamado Escenario Budweiser, que había permanecido sin programar la noche anterior. Allí vimos a OK GO, en un concierto donde a falta de canciones tiraron de otros recursos para intentar mantener la atención del público, como lanzamiento de confeti con juegos de luces de fondo, un tema a base de campanas de distintos tamaños que tocaban todos los integrantes y que tenían dispuestas en una mesa, y otra canción en la que subieron al escenario a varios invitados entre el público para hacer una coreografía sobre el escenario (aunque se notaba que todo estaba preparado porque todos ellos se sabían la coreografía de memoria).

Fuimos de nuevo al pequeño, el Stereo, nuestro escenario favorito del festival, con las propuestas de más riesgo del fin de semana, para ver a OH! LIBIA, que a pesar de que no gozaron de buen sonido, supieron jugar bien sus cartas, todas ellas ases de psicodelia bajo la manga, interpretadas por ocho magos herederos del legado de SYD BARRETT. Además de las canciones de su álbum de debut, presentaron una nueva canción que tenía muy buena pinta.

Oh, Libia!

Oh, Libia!

En el escenario Low Cost, mientras tanto, tocaban FACTO DELAFÉ Y LAS FLORES
AZULES, que nos son santo de nuestra devoción. CATPEOPLE, a continuación, gozan de un mejor repertorio, aunque es el mismo que pasean por todos los festivales desde hace tiempo. Tienen un sonido sólido, una buena puesta en escena y un directo contundente. Tras ellos, CRYSTAL CASTLES, uno de los mejores grupos del festival, con su electropunk desquiciante y su directo arrollador. Apenas luces en el escenario, divisamos a un hombre con capucha que aporrea sintetizadores y una chica delgadísima con botas militares que se retuerce enfurecida. No dejan que les fotografien, y aunque apenas haya luz para intentarlo, si te atrevías, un miembro de seguridad salía de su puesto para impedírtelo. Llegamos al final de MIKA para buscar sitio para ver a CUT COPY, uno de los grupos más interesantes a priori que pasaban por el festival. Empezaron muy bien, elegantes como ellos mismos, mezclando a la perfección guitarras con electrónica, pero cuando llevabas más de media hora viéndoles se empezaban a hacer lineales, y mira que su último disco es bastante bueno, y su directo con batería y guitarras se agradece, al no esconderse tras un Mac como muchos otros hacen, y como ellos mismo hacían en sus comienzos.

Cut Copy

Cut Copy

Nos hablaron bien de FM BELFAST, que estaban tocando en el Escenario Low Cost, y nos dimos una vuelta, pero su electrónica con algunos apuntes hiphop ocasionales flaqueaba cogieras por donde lo cogieras, así que rápidamente huí hacia el escenario Stereo, donde estaban LÜGER, uno de los grupos más impresionantes que han salido de nuestra geografía, una propuesta de bastante peso instrumental, dónde confluyen las ricas y variadas influencias de todos los componentes del grupo, que van desde la psicodelia hasta el kraut, pasando por el rock setentero y la electrónica.

Aún así, enseguida me tocó ir a la zona de discotecas de la ciudad, ya que ahí mi buen amigo Ángel había montado una Gorrión Party, a la que nos había invitado a pinchar a ManPop y a mí. Y bien, al igual que la semana anterior, ofrecimos una buena selección de hits durante casi 3 horas, que la gente bailaba y agradecía, y que nos hizo pasar un momento after-precioso.

Sábado, 23 de Julio.

Después de la after-party montada en la Discoteca Space donde estuvimos pinchando la noche anterior (o esa misma mañana, para ser más exactos), nos vimos obligados a descansar hasta casi entrada la noche, por lo que nos perdimos algunos grupos que nos hubiera gustado ver y que tocaban a primeras horas de la tarde. Así, nos acercamos cuando empezaba MANDO DIAO, el primer plato fuerte del día. Sus mejores canciones, y las más guitarreras, datan de su primera época, pero los suecos se empeñaban en lo contrario, en abusar de baladas y medios tiempos que hicieron que nos trasladáramos a otro escenario, a pesar de contar con una envidiable puesta en escena, con cuarteto de cuerda incluído.

En el Escenario Stereo vimos uno de los mejores conciertos del fin de semana, por lo de emotivo que tenía, y era el directo de CÁPSULA, unos argentinos afincados en Bilbao, y que interpretaron el mítico ‘Ziggy Stardust’ de DAVID BOWIE de principio a fin, con mucha valentía y descaro. Cuidaron hasta el último detalle, con una imagen glam a base de pantalones de cuero, botas militares o camisas de lentejuelas. CÁPSULA llegarían a subirse al escenario hasta tres veces en 24 horas, y es que también tocaron más tarde su propio repertorio, y por la mañana, ídem en el autobús de Red Bull en la playa.

Y el siguiente grupo al que vimos fue SHOUT OUT LOUDS, que fueron de menos a más, alternando canciones del montón con singles como ese “Please please please” o “The comeback” de su primer álbum. Luego ya bailamos con la música de los djs que quedaban en el recinto y nos despedimos hasta el próximo año.

Shout Out Louds

Shout Out Louds

Hay que decir que esta tercera y última jornada del Low Cost acabó con cerca de 15.000 personas asistiendo al final de un festival que si bien no goza de un cartel cualitativamente interesante, la suma de otros factores hacen que te quedes con esas ganas de repetir al año siguiente. Esos factores son los siguientes:
-La arena o el cemento de otros festivales aquí se ve sustituida por césped.
-Los escenarios están muy cerca unos de otros, por lo que no te tienes que dar maratonianas caminatas entre escenarios.
-El sonido era bueno en general, y no se tenía la sensación de agobio que se tiene en otras citas festivaleras.
-El buen rollo entre la gente.
Por el contrario, el primer día, en poco más de media hora observé ciertos hándicaps que me hicieron dudar del festival:
-No dejaban hacer fotos desde el público (al principio, luego ya se solucionó).
-No había ni una sola papelera.
-Los tickets de bebida sólo valían para ese día, y no para todo el festival, por lo que no era conveniente sacar demasiados ticke ts de golpe.
-Cuando pedía una clara, me decían que me tenían que cobrar la fanta aparte… ¿cómo? pero si encima me la echaban de botellas de dos litros abiertas!

Top 3 internacional:
1. THE PAINS OF BEING PURE AT HEART.
2. CRYSTAL CASTLES.
3. CUT COPY.

Top 3 nacional:
1. LÜGER.
2. CÁPSULA interpretando ‘Ziggy Stardust’.
3. OH, LIBIA!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *