PAREDES DE COURA 2008. Paredes de Coura (Portugal) (31 de Julio, 1-2-3 de Agosto de 2008)

Decimosexta edición de uno de los festivales más importantes que se celebran en el país vecino, y primera a la que nos acercábamos. Se ve que no teníamos suficiente con vivir con intensidad y totalmente seguidos FIB y Contempopránea, que nada más volver de este último, cogimos el coche y nos hicimos 1100 kilómetros hasta llegar a la pequeña localidad del norte de Portugal donde se celebra este evento. Es un festival de 4 días, de jueves a domingo, como el FIB. El recinto está situado en un valle, con un aspecto idílico y entrañable. Hay un escenario principal donde se suceden los conciertos importantes (normalmente 5 por día), más otro pequeño, que funciona antes y después del grande.

Jueves 31 de Julio de 2008.
El jueves, tras más de 10 horas de viaje, llegamos a tiempo de ver a los dos últimos grupos del escenario principal. En primer lugar, MANDO DIAO, con un destacable grupo de seguidoras con banderas suecas en las primeras filas; hicieron un set enérgico a base de brillantes guitarras y agradables melodías, combinando canciones del último álbum con algunos clásicos de su repertorio, y facturando una de las mejores actuaciones del festival.

Mando Diao

Mando Diao

Luego iba el grupo por el que hecho tantos kilómetros, los legendarios SEX PISTOLS, que no pude ver en el Summercase al encontrarme en el FIB ese mismo fin de semana. Había oído comentarios contradictorios entre mis amigos, por lo que iba un poco con la mosca en la oreja. Y su actuación en el Paredes de Coura se resume con una sola palabra: decepción. Decepción sobre todo por la falta de actitud, el aspecto más importante que siempre les ha caracterizado, y que más deberían haber cuidado a su vuelta a los escenarios. Cierto era que si cerrabas los ojos y no les mirabas, la sensación era radicalmente diferente. Resultaba un placer poder escuchar de la mano de sus autores himnos de una generación como “God save the queen” o “Anarchy in the U.K.”, pero si mirabas al escenario, veías a un grupo acabado, más cercano a un espectáculo circense que a un evento punk. Y es que no era nada punk insultar a un fan espontáneo que logró zafarse de la seguridad y subir al escenario para bailar y saludar a su ídolo, ante lo cuál, el señor Rotten empezó a decirle a él y al resto del público de paso, que “por favor no intentaran subirse al escenario, que ese era el sitio del grupo, y abajo el del público, y que no debían hacer eso más”. Me daba risa y vergüenza a la vez. Ni un atisbo de la actitud de la que fueron precursores hace 30 años! El punk es una actitud, algo espontáneo, y el show que tenía delante era cualquier cosa menos espontáneo. Todo estaba programado, hasta casi los movimientos de Johnny Rotten, que en numerosas ocasiones se iba junto a la tarima de la batería, bebía de una botella de whisky (pero que llevaba agua dentro), y la escupía (a un cubo que había más o menos escondido junto a la tarima). Sí, señor, qué punki que es usted tirando el agua en el cubo con puntería olímpica, señor Rotten, quiero ser como usted, así mi jefe se aprovechará en mi trabajo de mí, y nunca me echará a la calle! Por eso de ser los cabezas de cartel de la noche, portaban banderas del Reino Unido en sus amplis y en la batería, además de otra gigantesca bandera detrás donde ponía el nombre de los payasos que estaban sobre el escenario en ese momento. Pues sí, ya les he visto, pero no quiero volver a verlos, a menos que retroceda al año 1976.

Sex Pistols

Sex Pistols

Tras el concierto de SEX PISTOLS fuimos a cambiarnos y secarnos ya que por lo visto había estado lloviendo durante todo el día, y fuimos atrapados a nuestra llegada por el barro en un festival que me recordó bastante a los festivales ingleses. Quería huir de allí por momentos y volver a los 40 grados de mi tierra, pero algo me decía que tenía que tener paciencia porque me habían hablado del sitio como un lugar encantador. Nos perdimos a THE MAE SHI, pero sí que estuvimos en la pinchada de Dj Amable, en el escenario Burn After Hours, que no fue tan espectacular como cuando pincha en los festivales de aquí. Aguantamos hasta el final, y ya a la tienda a dormir.

Dj Amable

Dj Amable

Viernes 1 de Agosto de 2008.
El viernes nos levantamos bien temprano, no por iniciativa propia, sino por la cantidad de tiempo imagino que llevaba sin estar acostumbrado a dormir en tienda de campaña en festivales, y es que no recordaba que a partir de las 9 o así el calor empieza a hacerse insoportable. Y eso que unas pocas horas antes hacía un frío que nos hizo sacar toda la ropa de abrigo de nuestras mochilas. Pues sí, si alguien que está acostumbrado a ir al FIB, al Summercase, al Contempopránea o a cualquier otro festival de aquí, quiere acercarse algún verano al Paredes de Coura que sepa que los cambios de temperatura son radicales de la noche al día. Aún así, dudaría si tuviera que cambiar el excelente ambiente del cámping por una cama y calefacción en un hotel portugués cercano. Una vez te levantas puedes ir a tomarte una cervecita fresca o tumbarte en el césped natural de la montaña para tomar el sol, o pegarte un baño en el río Coura. Antes de comenzar los conciertos en el recinto, junto al río y el césped había otro escenario llamado Ruby Jazz Na Relva, donde podías asistir a lecturas de poesía, concursos varios, discursos improvisados, espectáculos de distinto tipo,… y hasta había actuaciones de combos de jazz por la tarde antes de abrir las puertas del festival.
Una vez en el recinto, la primera actuación de la tarde correspondía a los madrileños LAYABOUTS, en el escenario Ibero Sounds Fanta Play On!, que era el mismo que albergaba bajo otro nombre las actuaciones más electrónicas del final de la noche. Los LAYABOUTS se convirtieron en una apisonadora eléctrica, que derrochaba actitud y buen hacer sobre el escenario. Toda la actitud que les faltó la noche anterior a los SEX PISTOLS, la escupieron esa tarde el joven quinteto madrileño, y es que en un momento dado, Jon, su cantante, se dirigió al público para decirles que a “qué tipo de festivales van donde no hay alcohol ni para los grupos que tocan”. No se mordió la lengua en ningún momento, desde luego. Eso es actitud, eso es punk, decir lo que se piensa sin temor a la reacción, justo lo que le faltó a algún grupo la noche anterior. Dejaron muy buena imagen, y es que estos chicos tienen una gran puesta en escena. Después iban un trío portugués, D3O, que tras la tormenta madrileña resultaron un pelín aburridos.

The Layabouts

The Layabouts

Ya en el grande abrieron TWO GALLANTS. La pareja guitarra-batería formada por Adam Stephens y Tyson Vogel nos sorprendieron con una sencilla pero gran puesta en escena, y con unas canciones llenas de ritmo, electricidad y elegantes melodías, que dieron paso a THE RAKES, uno de mis grupos favoritos del art-punk.

Two Gallants

Two Gallants

Un placer degustar esos extraordinarios estribillos acompañados de los bailes típicos a los que nos tiene acostumbrados su líder y vocalista Alan Donohoe.

The Rakes

The Rakes

La decepción del día (y quizás del festival, incluso por encima de SEX PISTOLS), venía a continuación, con THE SOUNDS. Este grupo es el peor grupo sueco de la historia, con diferencia. Supongo que han alcanzado su éxito gracias a lo buena que está Maja Ivarsson, su líder y cantante, porque musicalmente sólo tienen aceptable una canción o ninguna. Bien, así había tiempo para tomar algo hasta que empezaran EDITORS, que resultaron de lo mejorcito de la noche, sonando redondos, primero con un Tom Smith a la guitarra para sentarse minutos después al piano.

Editors

Editors

Empezaron muy bien, pero a medida que avanzaba el concierto iban perdiendo intensidad. Presentaron su segundo disco, pero sin olvidar los singles de su debut. Cerrar el escenario grande fue tarea de PRIMAL SCREAM, que no sonaron mal, pero su repertorio estuvo demasiado centrado en su último trabajo, por lo que nos quedamos con ganas de disfrutar de éxitos del ‘Screamadelica’ o del ‘Vanishing point’.

Primal Scream

Primal Scream

Ya en el otro escenario era el turno de THESE NEW PURITANS, que nos hicieron bailar con las canciones de su disco de debut, no faltando ese hit llamado “Elvisss”. Y para cerrar, Optimo Dj’s.

The New Puritans

These New Puritans

Sábado 2 de Agosto de 2008.
El sábado comenzó la tarde con los portugueses SEAN RILEY & THE SLOWRIDERS, que mezclaban pop, folk y country, y fueron de los mejores grupos portugueses que presenciamos en esta edición, a los que siguieron DORIAN, que hicieron bailar a los allí presentes a esas horas de la tarde. Marc incluso leyó una poesía en portugués, como muestra de agradecimiento al festival.

Dorian

Dorian

Ya en el grande, la cosa empezó con SPIRITUAL FRONT. El grupo italiano nos sorprendió con una maravillosa puesta en escena, en la que Simone Salvatori y los suyos interpretaron sentados sus melodías de pop nihilista con una sublime elegancia. Lo de TEENAGERS a continuación ya empieza a oler. Se nota la falta de canciones. Eran los encargados de suplir la baja de última hora de THE PIGEON DETECTIVES.

Teenagers

Teenagers

THE MARS VOLTA, cabezas de cartel del sábado y programados para cerrar el escenario grande, adelantaron su concierto al ecuador de la noche. Eran un combo de rock a lo JIMI HENDRIX, que sonaban como el primer disco de DEEP PURPLE, derrochando rock sucio y setentero a mansalva, y haciendo bailar con su sudoroso rock a los más incrédulos. Algunas de sus canciones giraban incluso hacia la psicodelia primitiva, con largos desarrollos ejecutados por una numerosa banda en la que aparte de batería, bajo y guitarra, encontrábamos órganos, saxo, percusión, teclados, etc… Un gran derroche de actitud y energía, que dio paso al repertorio exquisito de DEUS. Los belgas hicieron uno de los mejores conciertos del festival, sonando realmente estremecedores.

Deus

Deus

Y ya para terminar, WRAYGUNN, un grupo portugués que no me llamó la atención en absoluto. El cansancio ya se iba notando esta tercera jornada de festival, por lo que pasamos de WOMAN IN PANIC y SURKIN, dos djs para acabar la noche.

Domingo 3 de Agosto de 2008.
El último día del festival comenzó con los portugueses KOMODO WAGON, que eran un horror, un grupo motero-rockero más propio de un Festimad que de un festival pop, pero es que el Paredes de Coura es un festival de contrastes, desde luego! Dieron paso al último grupo español que tocaba en el festival, WE ARE STANDARD, los anteriormente conocidos como STANDARD, presentando canciones de su último trabajo, y haciendo bailar a la gente.

We Are Standard

We Are Standard

Ya en el grande dieron el pistoletazo de salida los americanos RA RA RIOT, un joven y colorido grupo que contaba con cello y violín en directo, arreglos que siempre se agradecen, para unas canciones deudoras de las melodías de THE SMITHS, pero que resultaban algo largas y enrevesadas en ocasiones. No me terminaban de convencer, pero les daría más oportunidades.

Ra Ra Riot

Ra Ra Riot

A continuación vendría la mejor actuación de todo el festival, la de las tres chicas de AU REVOIR SIMONE, uniformadas con preciosos trajes amarillo (Heather), rojo (Erika) y negro (Annie). Su simpatía, tanto dentro como fuera del escenario, y su actitud naif, unido a sus joyas de delicioso pop electrónico que interpretaban, me conquistaron desde el primer segundo, y me levantaron el ánimo dibujando una sonrisa en mi cara que ya me duraría hasta el final del festival (y más!). No sólo daban buen rollo con su preciosa puesta en escena y sus simpáticos ‘speeches’ entre canción y canción, sino que nos contagiaban su estado de ánimo con su sonrisa perenne y sus preciosas armonías vocales.

Au Revoir Simone

Au Revoir Simone

Yo ya quedé hipnotizado el resto del domingo por el pop de estas tres neoyorquinas, hasta que llegó CARIBOU de madrugada. Mientras tanto, nos tuvimos que tragar el tercer bluff del festival, un “supergrupo” portugués, con miembros de THE GIFT y otros, bautizados como TRIBUTO A JOY DIVISION para la ocasión, interpretando y destrozando los clásicos de Ian Curtis, hasta el extremo del rubor y la vergüenza ajena que producía seguir mirando al escenario. Cuestión de actitud, supongo! BIFFY CLYRO me sorprendieron positivamente. Fueron una inyección de adrenalina para aguantar hasta el final, y no sonaron tan desagradables como en disco, aunque sí derrocharon energía y alto voltaje melódico. THE LEMONHEADS, otro grupo ya de capa caída, no hicieron el ridículo espantoso de los SEX PISTOLS la primera noche, y es que Evan Dando y los suyos, aún siguen conservando cierto halo de glamour y talento, que mostraron primero como grupo, y luego Evan en solitario acompañado sólo de su guitarra eléctrica. Era una delicia escuchar todos esos hits sin tener un circo delante.

Lemonheads

Lemonheads

THE THIEVERY CORPORATION sacaron un/una cantante distinto/a casi para cada canción, pero aún así, me resultaron demasiado étnicos para mi gusto. Una invitación para subir al escenario a una considerable parte del público en la última canción, puso la guinda final a un festival en cuanto al escenario principal se refiere, ya que aún le quedaba otro as en la manga al Paredes de Coura, en el escenario pequeño: CARIBOU. El cuarteto canadiense liderado por Daniel Victor Snaith puso patas arriba el escenario Burn After Hours con su batidora de ritmos a base de 2 baterías + sintes + guitarras + talento inusual. A pesar del cansancio, el espectáculo ofrecido por CARIBOU nos revitalizó y nos llenó de energía con su original propuesta, que no pudimos disfrutar semanas antes en el Primavera Sound. Aún así, preferimos no quedarnos luego a bailar con TWIN TURBO, y marcharnos con el extraordinario recuerdo que nos proporcionó CARIBOU, y con tantos otros momentos increíbles que el festival nos ofreció durante esos cuatro días.

Caribou

Caribou

Los 8 mejores:

1. AU REVOIR SIMONE.
2. CARIBOU.
3. DEUS.
4. TWO GALLANTS.
5. THE LEMONHEADS.
6. THE RAKES.
7. SPIRITUAL FRONT.
8. LAYABOUTS.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *