CONTEMPOPRÁNEA 2006. Alburquerque (Badajoz) (28-29 de Julio de 2006)

CO-logoOtro festival que ya ha superado la décima edición, y sí, estamos ante esa magnífica a priori undécima edición en la que comienza un ciclo nuevo y en la que desaparece la presión de hacer un cartel perfecto como para el décimo aniversario. El cartel al principio no nos interesaba mucho, ya que había algunos grupos que no nos gustaban nada aunque hicieran el concierto de su vida, otros que sí que nos encantan pero que ya hemos visto un montón de veces como para hacernos un viaje de más de 10 horas en coche para verles de nuevo, pero otros, una minoría, que son difíciles de ver en directo, y a los que teníamos muchas ganas de ver, y sí que nos motivaban a ir un año más, aunque no nos engañemos, ya hemos dicho alguna vez que en el festival se respira un ambiente tan agradable y especial que aunque pongan el peor cartel posible, estaremos allí para disfrutarlo y contarlo. El Contempopranea destaca por ser el festival que más apoya la escena indie nacional, lejos de la propuesta de otros festivales, y eso es de alabar. Lo malo es que muchos de estos grupos ya no es que se repitan en el festival, sino que los has visto un montón de veces en tu ciudad porque están (casi) continuamente tocando. Y bien, como ya viene siendo habitual rendir homenaje a algún grupo en las últimas ediciones, este año le tocaba a SURFIN’ BICHOS, grupo que hubiéramos deseado que hubiese protagonizado alguna sorpresa, como la que protagonizaron hace algunas ediciones EL NIÑO GUSANO, subiéndose al escenario para tocar un par de canciones, pero esto era más difícil que Kaká viniera al Madrid, ya que ninguno de los componentes estaba este año por Alburquerque, así que nos conformamos con las versiones que más de la mitad de los grupos del cartel hizo este año.

Viernes 28 de Julio.
Queríamos estar en punto a las 9 de la noche para no perdernos uno de los grupos favoritos de este fanzine, el dúo hispano-argentino MONTEVIDEO, aunque llegamos ya comenzado el concierto. Vimos a un Manu y Damiana concentrados sobre el escenario: Manu frente a su Mac, teclados y voz, y Damiana, con su bajo y voz. La mayoría de canciones procedían de su miniálbum editado en Jabalina, y contribuyeron al tributo con “Malaventuranzas”. Ya la noche anterior, las del jueves, en la que no pudimos estar, pero donde tocaron los segundos y terceros clasificados del concurso de maquetas, PEQUEÑO TÍO y DIANE, más SUPERSONIC, que siempre tocan, los asistentes pudieron escuchar la primera versión de los SURFIN’ que caería en el festival, y que se trataba de “San José experience”.

Montevideo

Montevideo

El viernes era el día flojillo, y el sábado el fuerte, así después de MONTEVIDEO, fueron AMA, donde militan los hermanos Sánchez: Borja y Javi (este último también en LA BUENA VIDA, por lo que haría doblete). AMA suenan en directo mejor que en disco, y su contribución al homenaje fue con “Ella y yo”, además de tocar canciones de su nuevo segundo álbum, también editado en Jabalina. El tercer grupo eran BLOOMINGTON, que no eran de nuestra preferencias, por lo que no nos quedamos al concierto entero. Hicieron “Rifle de repetición” de SURFIN’ BICHOS. Luego tocaban CLOVIS, que sonaron bien, como siempre. Hicieron el “Si tengo que cambiar” del grupo de Albacete. A THE SUNDAY DRIVERS los tenemos en todos los festivales, y ya nos cansan un poco siempre las mismas canciones, así que se convertía en otro de los grupos que no nos apetecía, lo cuál no quita que sean unos grandes y sobrados músicos, aunque junto con los otros “cabezas de cartel” del festival, SIDONIE y LA BUENA VIDA, pasaron un poco del grupo homenajeado.
Nos apetecía comprobar cómo defendían ese primer disco íntegro en castellano SIDONIE, y la verdad que nada mal, y es que ahora ya no dan vergüenza ajena, porque se contienen más a la hora de hacer el payaso, aunque siguen conservando esos buenos momentos sobre el escenario como cuando Jesús se sienta con el sitar,… No podía faltar tampoco ese instante en el que Marc se enfunda la guitarra acústica y se atreve solo con “Jardín polar”, la mejor canción del disco. No faltaron otros hits del último disco como “Joe” o “Fascinado”, o himnos de discos anteriores.
Tras SIDONIE, tocaba la ironía de SR CHINARRO, que se hace acompañar de grandes músicos sobre el escenario, como Javi, de MAGA, al bajo; y Jordi Gil, de SOLINA, a la guitarra; además de Pablo, a la batería. Por encima de sus canciones, que se crecen en vivo, están los comentarios y el sentido del humor entre canción y canción de Antonio Luque, y es que es todo un crack, protagonizando uno de los mejores conciertos de la noche. Y para cerrar el cartel el viernes, teníamos a los NIÑOS MUTANTES, otros que aunque no me gusten, reconozco no sólo que son muy buenos músicos, sino que además esta noche estuvieron realmente brillantes. Interpretaron “Mis huesos son para ti”, de los SURFIN’. Los Dorian Djs se caerían de cartel, y en su lugar, el Dj Pommelux adelantaría su sesión al viernes, y bien que hizo, porque a las 7 se cierra el chiringuito toque quien toque, y al día siguiente no le hubiera dado tiempo, porque el último grupo acabó a las 6:55.

Sábado 29 de Julio.
Este día sí que no pudimos evitar perdernos al primer grupo de la noche, los ganadores este año del Concurso de Maquetas que organiza el Festival, NOUVELLE CUISINE, que me dijeron que sí que tuvieron su granito de arena con el grupo homenajeado, participando con “Abrazo en un terremoto”. Pero lo que sí que no nos perdonaríamos nunca es perdernos al grupo que serían la auténtica revelación este año en el Contempopranea, los madrileños UNDERWATER TEA PARTY, que el año pasado participaban en el concurso de maquetas del festival, y este año por méritos propios, venían a presentar ese fantástico álbum de debut recién editado en Junk Records.

Underwater Tea Party

Underwater Tea Party

UNDERWATER TEA PARTY fueron el grupo más sorprendente del festival, aquél que no sólo colmó las expectativas, sino que las superó de calle, y es que no parece ser un grupo cuyos conciertos hasta ahora se puedan contar con los dedos de las manos, más bien todo lo contrario, parecían un grupo experimentado, con tablas en el escenario, y que sonaron especialmente bien, teniendo en cuenta lo difícil que era sonorizar a una banda de 5 miembros que llevan hasta sintetizadores analógicos, y que además se vio reforzado en directo por Charlie Bautista, un experimentado teclista que suele tocar con SANTI CAMPOS Y LOS AMIGOS IMAGINARIOS, y también con THE SUNDAY DRIVERS. Y para rematar la maravillosa actuación, se subió Fino CLOVIS al escenario a tocar la guitarra en un par de canciones. Tuvieron su momento para el homenaje, con “Mi hermano carnal”, y en su repertorio no faltaron esos hits que contiene su álbum de debut, como “Long island ice tea”, “Tempête de l’été” o “The untold story about Mary & Nick”. La base rítmica formada por Irene al bajo y Javi Cantudo a la batería sonaba contundente, y ofrecía los cimientos seguros donde se construían las preciosas melodías que cantaba Clara, que también tocaba el teclado, y que se la notaba super-cómoda en el escenario, al igual que Martí, que se alternaba entre la guitarra, el moog y la voz, y que también transmitía su eufórico estado anímico, contrastando en parte con Míkel, que disfrutaba igualmente a pesar de dar un aspecto más concentrado. Un concierto que demostró que estamos ante una gran banda que le sobra talento para componer excelentes canciones, y que defienden su propuesta de forma sobresaliente encima de un escenario.
El grupo que iba después, TARIK Y LA FÁBRICA DE COLORES, no nos transmitía el mismo tipo de sensaciones, nos daban un poco igual; contaban con Eric PLANETAS a la batería, y pasaron también de SURFIN’ BICHOS. TACHENKO después sí que nos puso las pilas de nuevo, con la reformada formación en la que sólo continúan Sebas y Sergio del grupo que vimos años atrás en este mismo escenario. Rindieron tributo al grupo de Fernando Alfaro y Joaquín Pascual con “Dulce mal trago”. El resto, sus nuevas canciones convertidas en himnos a tenor de los coros que procedían del público que parecía saberse todas las canciones. No olvidaron hits de su primer álbum como “Amable”. En una canción, se subió un ángel al escenario a hacer coros. Un concierto fantástico de esos que dejan los mejores recuerdos del festival.
LA BUENA VIDA, a continuación, se encargaron de mantener y prolongar ese estado de felicidad continua que nos contagiaron los de Zaragoza. Y es que aunque a priori no parezcan un grupo para tocar en festivales al aire libre, en el Contempopranea siempre han sonado bien, y hoy mejor aún, y es que parte de culpa la tienen esas maravillosas canciones que forman parte de su nuevo álbum, ‘Vidania’, que suenan realmente bonitas; en parte por el repertorio que interpretan, en el que además de temas de ‘Vidania’, no se olvidarían de los hits de su época más reciente; y en parte también porque su música se acopla de una forma mágica y conmovedora a las laderas del castillo de Alburquerque, haciéndote sentir las voces de Irantzu y Míkel como si te abrazaran y te mecieran con ternura para regalarte los mejores momentos del festival, con el permiso de LA CASA AZUL. Y es que el momento más apotéosico del fin de semana estaba por llegar, si bien antes teníamos que tragarnos al peor grupo del festival, los portugueses THE GIFT, que ya resultaba una tortura aguantar una canción completa. Si ya me parecieron un bluff el año pasado en el Marbella Grill Festival, aquí me parecieron un auténtico bodrio, bastante peores todavía, además de no pegar para nada en el festival. Menos mal que al menos no destrozaron ninguna canción de SURFIN’ BICHOS.
Pero enseguida afortunadamente vino Guille para salvarnos y emocionarnos con las canciones de LA CASA AZUL. El recinto se volvía a llenar de gente y Guille Milkyway comenzó a lanzar burbujas refrescantes de pop efervescente, un hit tras otro, con el público totalmente entregado coreando al unísono todas y cada una de las canciones, todos y todas las poppies con caras radiantes de felicidad, provocadas simplemente por la inmensa calidad de esas canciones, por el desorbitado talento de Guille, que parece que no tiene límites…. el fenómeno fan en su apogeo, y es que hasta se veían preciosas chicas llorando en las primeras filas, profundamente emocionadas… El sonido efervescente de LA CASA AZUL es algo que sólo se puede sentir y vivir en sus conciertos. No hace falta decir que el concierto se nos pasó volando. Guille, contagiado de su propio fenómeno, se mostraba pletórico, casi siempre con la guitarra, y en algún momento también al piano para reflejar los momentos más íntimos de su repertorio, y hasta casi se atrevió con una versión… pero del “Amable” de TACHENKO!
A continuación hubo desbandada general, y es que mucha gente prefirió poner punto y final a la edición de este año por las horas que eran, y también por irse con esa sonrisa dibujada por ese último concierto. Pero aún quedaban dos grupos: en primer lugar, SECOND, los murcianos que también están tocando en todas partes, y que hicieron la versión menos original del festival, “Fuerte”; y para cerrar, HUMBERT HUMBERT, el dúo madrileño que había editado uno de los discos más sorprendentes de la temporada, disco que venían a presentar… a las 6 de la mañana! y es que su set terminó a las 6:55, ya amaneciendo, por lo que tras ellos no hubo djs ni nada, claro. A pesar de las horas, se marcaron uno de los mejores conciertos del fin de semana, apoyado sobre todo en las grandísimas canciones que contiene ese álbum de debut. Y así terminó otro año más el festival que más apuesta por la escena nacional.

Los 6 mejores:
1. LA CASA AZUL.
2. UNDERWATER TEA PARTY.
3. LA BUENA VIDA.
4. HUMBERT HUMBERT.
5. TACHENKO.
6. SR CHINARRO.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *