MERCROMINA

Logo-MercrominaMe dirás adiós desde la montaña más alta del mundo

MERCROMINA se separan y de alguna manera la herida que se abrió hace diez años se empieza a cerrar con sus últimos conciertos. Al igual que otros grupos como 091 o LOS ENEMIGOS, se despiden en su momento más dulce con una gira que por mucho que nos pese en el corazón será la última. Cuando sacaron ‘Acrobacia’, su primer disco, los tiempos de SURFIN’ BICHOS todavía estaban muy cercanos y muchos nos acercábamos con curiosidad y expectación a sus primeros conciertos y salíamos de ellos creyendo que habíamos visto algo muy grande pero es ahora cuando realmente me doy cuenta de lo grandes que son, entonces en aquellos primeros conciertos solo estábamos viendo nacer a un grupo. Después vino ‘Hulahop’ y una larga agenda de conciertos para presentar el disco, creo que tocaron en todas las provincias varias veces. Recuerdo conciertos malos pero también otros buenos, muy buenos. MERCROMINA seguía buscando su camino. Con ‘Canciones de andar por casa’ empezaron a probar otros sonidos y a despojarse poco a poco de la piel que los recubría para dar forma a un disco más disperso que los anteriores pero con canciones igual de efectivas a la primera escucha. Luego vino la incertidumbre de no saber qué pasaba con los Mercro, nadie sabía nada, se hablaba de enfermedades, separaciones, pero algún tiempo después y una vez superado el bache no podíamos imaginar lo que se nos venía encima. ‘Bingo’ es el mejor disco de MERCROMINA, quizás sea por las canciones, el tratamiento que se les da, o la producción del disco, pero es muy difícil superar un disco así. Con la gira de ‘Bingo’ volvimos a encontrarnos con los MERCROMINA salvajes de siempre, conciertos brutales donde los sintes y pregrabados te taladraban la cabeza mientras guitarras, bajo y batería te destrozaban el cuerpo. Fueron conciertos tan intensos que no hay palabras para definirlos. Y así, cuando acaban de editar su quinto álbum, ‘Desde la montaña mas alta del mundo’, llega la noticia de que lo dejan, con una gira de presentación del disco y de despedida del grupo. Con este último disco vuelven a reencontrarse con sus orígenes una década después. Aquí se acaba MERCROMINA, pero estoy seguro de que Membri, Pájaro, Mora, y Sánchez seguirán buscando su camino. Gracias a MERCROMINA, ante todo por las canciones, que siempre nos harán soñar.

Mercromina1

Acrobacia
‘Acrobacia’

 ‘Acrobacia’ fue nuestro primer disco. Después de la separación de los Surfin seguimos quedando para ir al local de ensayo. Hacíamos versiones y también improvisábamos mucho. Tocábamos cosas muy raras, era como free-jazz o algo así. Sólo hacíamos música, nada de textos. Cantábamos en guachu-guachu. Las primeras canciones que hicimos fueron muy ruidosas, creo que la primera que compusimos como canción, con estructura y letra fue ciencia ficción, y estoy seguro de que nos ha marcado para siempre. En realidad, «Desde la montaña más alta del mundo» debe mucho a esas primeras canciones.
También seguíamos de alguna forma siendo los SURFIN’ BICHOS. No queríamos renunciar a lo que habíamos sido y en el disco hay canciones que podrían haber encajado perfectamente en discos de los Surfin, creo que queríamos prolongar de alguna forma la vida del grupo que se nos escapaba.
La producción del disco es increíble. Técnicamente es una mierda pero tiene una fuerza que ninguno de nuestros discos posteriores ha tenido. Creo que es nuestro disco más punk.
Lo grabamos en un estudio muy pequeño en Albacete, pensando que era una maqueta, y cuando fuimos a Madrid para hablar con Subterfuge nuestra intención era volverlo a grabar todo. Creíamos que estábamos aún en una multinacional.
A casi nadie le importaba una mierda que hubiésemos sido los Surfin; creo que muy poca gente pensaba que podríamos llegar a sacar nuestro primer disco. Todo había cambiado mucho en muy poco tiempo y nosotros no nos habíamos dado casi ni cuenta. La verdad es que ahora me alegro de haber permanecido en cierto modo al margen de la explosión Indie.
Con ‘Acrobacia’ comenzó todo. Sólo por eso merece estar en un lugar privilegiado de nuestra memoria. Ahora que todo acaba: ¡Universo Sálvame!

Joaquín Pascual.

———————————————

 

Hulahop‘Hulahop’

Nuestro disco de transición, ese que nos despojaba de nuestro pasado más inmediato y el que nos procesaba poco a poco hacia un sonido más propiamente Mercromina. Es un disco bonito y valiente, pero irregular y disperso también….
¿Lo mejor de ‘Hulahop’? Conocer a Fino Oyonarte (ex-LOS ENEMIGOS, ahora CLOVIS), un tipo encantador, le gustaba el grupo y le gustaba investigar; la conexión fue recíproca y aún perdura… Nuestro afán por arriesgar, por probar casi todo lo que queríamos, sin prejuicios, desde bossanova hasta cierta música electrónica, nos gustaba y lo hacíamos. Algunas de nuestras mejores canciones están aquí: “Sacacorchos”, “Un mundo tan pequeño”, “Sobre una nube”…, “Japón”… La voz de Maria Ángeles Martínez junto al susurro de Joaquín en “Un mundo tan pequeño”, ¡Qué pena, se esfumó como los ángeles!
¿Lo peor? Tanta variedad restó un poco de encanto al disco, quizás lo bueno que tiene ‘Hulahop’ también fue lo que lo noqueó en cierto modo; algunas cosas nos quedaron bien, muy chulas y otras a medio camino….
Yo me quedaría con el espíritu de ‘Hulahop’, que al fin y al cabo es lo que perduró después: RIESGO Y VALENTÍA.

Carlos Cuevas.

———————————————

Canciones‘Canciones de andar por casa’

    Para mí fue emocionante participar en la primera grabación de un long play en mi vida. Había asistido a grabaciones de pequeña envergadura como maquetas y ep’s pero nunca a un estudio con tanta solera como Box, en el madrileño barrio de Maravillas, no muy lejos de donde ahora vivo. Lo cierto es que cada vez que paseo por la calle San Bernardo que es perpendicular a la calle donde está Box me acuerdo del mes que pasamos en invierno de 1999 hospedándonos en casas de amigos como Jaime Narváez y Juanma Jurado, Luis Ballesteros y Míquel «Purr» pues el presupuesto no nos daba para hoteles, de ahí que el disco lo agradeciéramos a todos aquellos que nos habían abierto sus casas. Creo que el título del disco no pudo ser más adecuado, no sólo por la coincidencia de este hecho, sino también conforme a cómo fue gestado: Membri comenzó a componerlo en casa, hasta entonces él había apuntado las canciones y las habíamos desarrollado en el local, pero gracias a la bajada de los equipos de grabación caseros, todos fuimos comprando un poco de equipo para grabar en casa, y así Joaquín pudo empezar no sólo a hacer la maqueta del disco en casa sino también a arreglarla y a pre-producirla, incluso orquestarla, por entonces él y yo éramos unos pardillos con el Logic (programa de secuenciación y composición musical) y justo con las orquestaciones de la maqueta aprendimos juntos un huevo. Yo le enseñé a copiar y pegar loops y él a mí a armonizar y arreglar. Parte de la maqueta la compuso en primavera, y luego llegó el verano y se fue de vacaciones a Ayora como toda la vida, y trasladó su equipo allí, mientras en Albacete, Pájaro y yo comenzábamos a experimentar con los sintes que teníamos a mano, así surgió “Dosantos” y una canción de baile electrónica que metimos en la maqueta pero no finalmente en el disco, la titulamos “Pájaros 2”, como curiosidad de la fase de la maquetación del disco; es curiosa la influencia que tuvo ese verano para nosotros: un disco de ENIO MORRICONE recopilatorio de las bandas sonoras que perjeñó en los 70, que no parábamos de escuchar en todos los viajes de todos los bolos que hicimos ese verano,… de ahí nació “Vacaciones” y en la maqueta llegamos a hacer una versión de este disco de un tema que se llamaba “L’ultimo”, con una letra preciosa que le hizo el Pájaro. En el estudio coincidimos con Narco, que estaban grabando por entonces, y flipamos del equipo de electrónica que llevaban, ellos tenían djs, y nosotros en cambio pretendíamos grabar un scratch para un tema con el viejo tocadiscos fisher-price del hijo de Mora. Después de grabar y producir el disco vino para mí una de las partes con las que más disfruté, la portada, que diseñé con Joaquín Reyes; recuerdo que no estuvo nada clara hasta que a un mes o menos de que saliera el disco en un bolo a no sé dónde con todos en la furga se nos fue la pinza y empezamos a hablar de una ballena-casa, y de lo guay que sería vivir dentro de una ballena, después ya en manos de J. Reyes y yo, esta idea se convirtió en la portada que todo el mundo conoce. Como curiosidad, la maqueta se presentó con una portada basada en el manual de una batidora minipimer en la que las letras se presentaban como recetas de cocina.

Enrique Borrajeros.

———————————————

Bingo‘Bingo’ 

Después de ‘Canciones de andar por casa’ y un largo paréntesis creativo, fue la primera vez que intuimos que MERCROMINA podía acabarse como grupo. Decidimos probar experimentando texturas y estructuras no utilizadas en otros discos, tocando encima de secuencias que traía Joaquín al local de ensayo. En ‘Bingo’, la batería y el bajo abandonan a menudo su papel habitual en MERCROMINA estrechándose o flotando en el aire; Joaquín deja un poco de lado su guitarra propiciando los zarpazos de Sánchez, y los sintes asumen por momentos funciones de bajo.
‘Bingo’ nos reveló otra perspectiva a la hora de expresarnos, sin renunciar a nuestro pasado.
Creo que MERCROMINA es un grupo que no soporta la rutina; el proceso de construcción de las canciones en el local, grabación posterior del disco, ensayos para presentarlas en directo y siempre vuelta a empezar hace con frecuencia que termine disipándose el impacto inicial. Realmente he notado que esto a veces nos mecaniza de tal modo que termina aniquilando la idea principal. ‘Bingo’ se grabó sin maqueta previa, precisamente para impedir mecanizar la instrumentación, dejando espacio a la improvisación.
MERCROMINA tiende tanto a evolucionar que nos impide imprimir un ritmo lógico a las cosas. De hecho -siempre ha pasado- durante los ensayos para preparar los directos, llegaba un momento en que empezábamos a tocar cosas nuevas para salir de la rutina. MERCROMINA no va a sacar más discos, pero durante estos últimos ensayos para presentar ‘Desde la montaña más alta del mundo’ existe un contrasentido al encontrarme en ocasiones siguiendo con el bajo una idea nueva de Joaquín o de Carlos.
Jose Manuel Mora.

———————————————

Desde_la_montana‘Desde la montaña más alta del mundo’

MERCROMINA encontró su sonido, pero se perdieron ellos.

Carlos Sánchez.

———————————————

Mercromina2

© Bernardino


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *