THE KONKI DUET – “Il fait tout gris” CD (Liliput, 2005)


KonkiDuet
THE KONKI DUET son un grupo de pop formado por tres chicas de diferente nacionalidad (japonesa, rusa y francesa), Kumi, Zoe y Tamara, afincadas en París, y que nos soprenden con su álbum de debut con una música a la que se podría definir como pop medieval, pop metafísico o incluso música de cámara del s. XXI, aunque ellas mismas prefieren definirlo como: “Un imperfecto equilibrio entre la miel dulce de Kumi, alimentada con j-pop y lo mejor del pop sesentero anglo-sajón y francés. Y los toques de melancolía y de distrofia de Zoe, edificada en disparos de ruido muy al gusto de SONIC YOUTH y BLONDE REDHEAD, pero no sólo esto, sino también las historias de amor nunca vividas, del chocolate que se funde demasiado deprisa, las extrañas texturas sonoras de una mente electrónica entumecida, las sobriedades vocales de THE BEACH BOYS y de algunos recitales medievales, etc…”. Lo que sí es cierto de su música es que no deja indiferente, y conduce a un estado onírico que oscila entre la alegría y la tristeza. Este debut lo forman 12 canciones (más una escondida), cantadas en francés, en japonés, en inglés o en silencio, de tristeza amable o de dura euforia, y entre las que se esconde una versión de VISAGE. Son 12 pequeñas sinfonías disonantes y eclesiásticas, nanas del siglo XXI, presumidas canciones pop, pequeñas odas que te transportan hacia lugares calmados, normalmente fríos y helados, a través de las celestiales armonías vocales que tejen a la perfección y de los preciosistas arreglos de carácter clásico y sobre todo de cuerdas, que dan pinceladas a las canciones para no dejar huérfanas a las voces cristalinas y angelicales de Kumi, Zoe y Tamara; son canciones de gospel futurista, cantadas por una pequeña orquesta de cámara formada por hadas y sirenas.
 

Mis favoritas:

1

Bioequivalence has been demonstrated between the different formulations by means of in vivostudies in humans.Alcohol abuse sildenafil sandoz.

. A Sigmund Freud odissey.
2. Hokago.
3. On dort mieux quand il pleut.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *