LORI MEYERS – “Hostal Pimodán” CD (Houston Party, 2005)

LoriMeyers
Segundo álbum de una de las bandas más en forma y más prometedoras de nuestro panorama, y es que en este disco ya nos hacen olvidarnos por completo de LOS PLANETAS y acordarnos de referentes más clásicos, como LOS BRINCOS o LOS ÁNGELES. Este disco confirma que están en un estado creativo difícilmente superable. Y es que estamos ante uno de los discos nacionales del año, sin duda, inspirado en lo que pasaba en el Hotel Pimodán de París hace mucho más de un siglo, en ese hotel que servía de refugio de creativos y bohemios, con la despensa llena de drogas e ideas que han ido recogiendo y plasmando sabiamente el cuarteto de Loja a lo largo de los tres cuartos de hora que dura el disco, en el que revisan el ideario de Baudelaire, o sea, que Noni y compañía retratan a lo largo de esta docena de canciones y con un exquisito talento pop, las preocupaciones y melancolías de la juventud moderna, así el topico amor/desamor por ejemplo es repasado pero con una elegancia enorme. En el disco mandan los tiempos medios, y sobresale la calidad de las melodías, que siempre debe ser lo más importante en un disco, además de las cristalinas melodías vocales, y unas guitarras que emanan luz propia. Y es que parte de culpa de todo esto la tiene la producción, que ha corrido a cargo de Thom Monaham (PERNICE BROTHERS, DEVENDRA BANHART, J. MASCIS,…), y las colaboraciones de lujo, entre las que destacan esa ‘pedal steel’ de Mike Daly (WHISKEYTOWN) o las percusiones de Rick Denk (VELVET CRUSH, THE TYDE). Cuando escuchas el disco te das cuenta que suena como los mejores discos que se hacen fuera, y es que si a todo eso le unes la maestría instrumental y las grandes dosis de inspiración con las que ha sido concebido este trabajo, te vendrán a la cabeza nombres como los de THE BYRDS, TEENAGE FANCLUB, BEACHWOOD SPARKS, MATTHEW SWEET, DINOSAUR JR,… y donde antes poníamos a LOS PLANETAS ahora ponemos mejor a CECILIA ANN, para no cambiar de ciudad, y es que algunas armonías vocales y el brillo de las guitarras en canciones como “El viajero del tiempo”, “El mejor de sus trabajos”, o el estribillo de “El gallo ventrílocuo”, pueden llegarnos a recordar a sus paisanos.  El gran nivel del disco no decae a medida que pasan los minutos, y es que los buenos discos no se reducen a un par de singles. Un disco que les tiene que valer para auparles como una de las formaciones más sólidas y convincentes del pop independiente español, y es que cuentan con muchas tablas en directo, grandes canciones, melodías pegadizas, estribillos irresistibles, talento a raudales,… ¿qué más les podemos pedir?
 

Mis favoritas:

1. El gallo ventrílocuo.
2. Sus nuevos zapatos.
3. El viajero del tiempo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *