ADAM GREEN – “Gemstones” CD (Rough Trade / Sinnamon, 2005)

AdamGreen-Gemstones
A primera escucha de este nuevo álbum de ADAM GREEN me daba la impresión que era bastante más flojo que su antecesor ‘Friends of mine’, que tenía menos hits, pero a medida que lo vas escuchando más veces vas descubriendo que está lleno de gemas musicales, si bien no hay tantos hits reconocibles a primera escucha como en “Friends of mine’, se trata de un disco con 15 enormes canciones, de aparente sencilla sencilla, ya que en realidad las estructuras son mucho más complejas que en el anterior álbum, con cambios de ritmos constantes en las canciones, y moviéndose entre la ‘torch music’ de clásicos como FRANK SINATRA, BURT BACHARACH, etc… hasta el country de “Choke on a cock” o el puro rock’n’roll de “Crackhouse blues”, y con medios tiempos realmente fabulosos. En este álbum, Adam cambia los arreglos preciosistas de cuerda que poblaban y caracterizaban su anterior trabajo por unos pianos omnipresentes que cambian el aire acústico de ‘Friends of mine’ por un aire más cabaretero. Las influencias de la ‘torch music’ se dejan entrever ya desde el primer momento, en esa enorme canción que abre y da título al álbum, una canción con un montón de cambios de melodía y ritmo, y que en ocasiones hasta recuerda al clásico de BURT BACHARACH, “Raindrops keep falling on my head”. El disco está lleno de canciones emocionantes y divertidas, con guiños de todo tipo tanto en la música como en las letras, ironía incluída en la mayoría de las ocasiones; así, hace referencia a Bush en ”Choke on a cock”, al cantante de BEACHWOOD SPARKS en “He’s the brat”, e incluso se atreve con unos versos en castellano en “Carolina”, y todo ello porque es un artista que no hace concesiones, auténtico, de esos pocos que hace lo que quiere, con un humor cargado de ironía y grandes dosis de surrealismo en contraste con su voz de crooner clásico y elegante, y uno de los pocos capaz de dar a sus complejas canciones un aspecto sencillo, familiar y cercano, que lo hacen aún más interesante, así que estamos ante uno de esos discos maravillosos que gana a cada escucha.
 

Mis favoritas:

1. Gemstones.
2. Carolina.
3. He’s the brat.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *