OOBERMAN


Oober-logoSi tuviera que decir una de las bandas que más me han impresionado en los últimos tiempos, o incluso, una de mis 25 bandas favoritas de toda la historia y con cuyo sonido me identifico, ahí estarían los británicos OOBERMAN. Ellos son (bueno, eran) de Liverpool, comenzaron su andadura en una multinacional paradójicamente llamada ‘Independiente’. Les echaron de ahí tras publicar su primer disco porque no vendían lo suficiente, principio fundamental de las multis, ese cariño incondicional a sus grupos… Y ellos casi lo dejaron, la verdad que esas cosas aminan la moral bastante,… pero sacaron fuerzas de flaqueza, y se crecieron ante tal duro revés, y empezaron a cambiar el chip, creando su propio sello, Rotodisc, donde iban publicando singles poco a poco y donde se publicaría su segundo álbum, “Hey, petrunko”.

OOBERMAN son un quinteto formado por Dan Popplewell (Voz, Guitarra, Piano, Violín, compositor y productor), Sophie Churney (Voz y Teclados), los hermanos Andy Flett (Guitarra y Coros) y Steve Flett (Bajo), y Jaymie Ireland (Batería).

OOBERMAN comenzaron como muchos grupos que se conocen en el instituto y deciden formar una banda. Este fue el caso de Dan Popplewell, que era compañero de los hermanos Andy y Steve Flett, y que formaron al principio THE FORESTRY COMMISSION en 1988. En 1989 se separaron. Años más tarde de estar todos desperdigados por ahí, hacia 1997, se mudaron a Liverpool. Entonces encontraron a Sophie, con esa voz tan angelical, que se unió al grupo, y empezaron a grabar maquetas, ganando algún concursillo local, y empezaron entonces a dar conciertos, y a cosechar buenas críticas, atrayendo el interés de la industria musical.

Editaron su single de debut a principios de 1998 en el sello ‘Transcopic’ de Graham Coxon. Y luego llegó el aclamado y autoproducido single “Shorley wall”. Empezaban a salir en medios importantes, cosechando excelentes críticas en la prensa especializada y a sonar bastante en la Radio One. Antes de finales del 98 firmaron un contrato por 150.000 libras con la multi Independiente, para editar su LP de debut, “The magic treehouse”, producido por Stephen Street (BLUR, THE SMITHS, LLOYD COLE,…) y que salió finalmente en octubre de 1999.

Antes de que llegara el álbum cosecharon excelentes críticas en medios como Select, NME, o la desaparecida Melody Maker; entraron en el Top 40 con el single “Blossoms falling”; telonearon a BLUR, a HAPPY MONDAYS, TRAVIS y GOMEZ; tocaron en Glastonbury y Reading; sonaron y tocaron para los programas de radio de John Peel y Steve Lamacq. Pero cuando los dos siguientes singles no llegaron al Top 40, la maldita prensa británica enseguida les dio la espalda, e Independiente se deshizo de ellos, justo 6 meses después de que saliera su álbum de debut. Entonces crearon su propio sello Rotodisc, para no dejar que la industria musical interfiriera en sus creaciones.

doll    Yo les conocí en la transición del primer al segundo álbum, cuando compré un par de singles del grupo, singles extraídos de su primer álbum, “The magic treehouse”, bastante difícil de conseguir por aquí, y esas canciones me estremecieron, me envolvieron con un aura mágico, y me trajeron un montón de nuevas sensaciones, y es que cuando estás trabajando en el mundillo de la música y ves que la cosa está fatal, pierdes un poco el norte, me refiero a que ya no escuchas los discos y las canciones como antes, y hay muchos grupos que te gustan, pero pocos grupos que te sorprenden, de esos que pones su disco una y otra vez, quitándole la oportunidad a otros discos que salen, y que seguro que no te impactan tanto. Recuerdo que iba preguntando por las tiendas de Madrid y de Barcelona acerca del primer disco, necesitaba ese disco con locura. Había escuchado “Million suns”, “Dolphin blue”, “Shorley wall”,… y todas ellas eran canciones mágicas y necesitaba más. Después de mucho tiempo de espera me lo pudieron traer de importación, y me costó nada más y nada menos que 26,40 euros ese CD!!! el precio más caro que jamás he pagado por un disco! pero la cara de felicidad que se me puso fue superior al desembolso económico, vaya, que si mereció la pena. El disco era maravilloso. ¿Cómo podía una discográfica deshacerse se un grupo tan valioso, tan creativo, original y diferente? Multis’ rules.

Una de las cosas que más me arrepiento es de no haberlos podido ver en directo cuando encima tuve la oportunidad. Estaba en el festival de Reading, y me quedé con el nombre de un grupo llamado OOBERMAN que abrían por la mañana el escenario principal, pero a esa hora decidí ir a comprar discos al mercadillo que hay en la puerta. El nombre del grupo no me daba garantías. Malditos prejuicios. Me perdí una preciosidad de concierto y una oportunidad de oro para verlos en vivo.

Cuando estaban gestando el segundo álbum, un día cualquiera recibí un email de Dan Popplewell, y yo estaba flipando, no me lo podía creer, me levanté de la silla emocionado, me había escrito un email el mismo líder del grupo, el compositor de tan mágicas canciones. Era para darme las gracias por la crítica del mini-álbum “Running girl” en El Planeta Amarillo, en la versión online. Era la primera referencia del nuevo sello Rotodisc. Y me preguntó además si podía ayudarle para pasarle contactos para licenciar el álbum en España. Enseguida pensé en Sinnamon. Le pasé el contacto de Sinnamon, y de 2 o 3 discográficas más. Me alegré un montón cuando vi que Sinnamon les editaba “Hey petrunko” en España. Estaba muy contento, y deseando que vinieran a tocar a España. Aún guardo, por supuesto, esos emails que intercambié con Dan. Al poco tiempo de editarse su álbum en España, y hojear algunas webs relacionadas con el grupo, me di cuenta de la triste noticia de que el grupo se había separado. OOBERMAN ya no vendrían a España a tocar, ahora que todo era más fácil. El disco ha pasado incluso bastante desapercibido en nuestro país. Claro, aquí parece que sólo triunfa el rollo rockero tipo STROKES, pero hay un vacío a muchos otros grupos, no sé por qué, y por eso me gusta hablar de ellos aquí.

Al poco tiempo, intenté contactar de nuevo con el grupo, pero me fue imposible. Los emails me llegaban devueltos, y me enteré que el final del grupo tuvo algo que ver con el hecho de que Dan y Sophie ya no salían juntos, y eso había provocado también en parte la disolución del grupo

It shows portal tract and sparse collagenous tissues. viagra online Development Board of Malaysia and the New England.

. Ahora Dan trabaja en la Universidad de Liverpool, y no quiere saber nada de OOBERMAN. Sophie ha vuelto con su madre, y el resto del grupo formaron PHANTOM 309, que con ese nombre ya habían realizado una remezcla de “Running girl”. En internet es casi imposible ahora mismo encontrar información de OOBERMAN. Tanto la web oficial como las no oficiales han dejado de funcionar. Tenían dos listas de correo, de las cuáles una no funciona y la otra está clínicamente muerta. Pero quedan los discos, y sobre todo las canciones, que siguen transmitiendo innumerables y agradabales sensaciones en cada escucha. Un grupo al que quería de alguna forma rendir homenaje, ya que con pocas canciones me han transmitido mucho y han llegado a lugares de las emociones que otros grupos ni siquiera han visto de lejos.

Instrumentos


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *