CONTEMPOPRÁNEA 2002. Alburquerque (Badajoz) (26-27 de Julio de 2002)

Una año más (y ya van 7) se celebra el último fin de semana de cada mes de julio, en las laderas del castillo de la localidad pacense de Alburquerque, el festival Contempopranea, que se consagra como uno de los más importantes de nuestro país, y el que mejor cartel nacional reúne cada año. La exquisita apuesta por el pop de aquí es su mayor baza, aunque este año se han lanzado a contar con dos interesantes propuestas de fuera de nuestras fronteras: los escoceses ASTRID, y los semi-desconocidos londinenses (bueno, de Reading), SALOON, banda revelación del año en Inglaterra para el famoso locutor de la BBC, John Peel. El festival tuvo además la maravillosa idea este año de rendir un especial tributo a la banda más importante de los 80, THE SMITHS, de forma que cada grupo interpretaría una versión de alguna canción del clásico grupo de Manchester, y anticipándose de esta manera a la última encuesta del NME, que encumbra a los SMITHS como el grupo más importante de los últimos 50 años, por encima incluso de los BEATLES. Se consolida así, aún más si cabe, una de las propuestas con mayor personalidad dentro de nuestro panorama de festivales veraniegos. Un festival que cada año atrae a más gente de todas las partes de nuestra geografía (este año no ha habido ni siquiera una provincia que no haya aportado público al festival), sin dejar por ello de ser un festival cercano y acogedor.

El viernes comenzarían con rígida puntualidad británica (¿sería por lo del homenaje a los SMITHS?) una de las dos escisiones de los legendarios AUTOMATICS, esto es, UNIVERSAL CIRCUS, y se trataba de su concierto de debut, un bautizo de no más de 15 minutos, sin tiempo para homenajear al grupo británico. Cierto es que algunos grupos pasaron de rendir tributo a MORRISSEY y compañía, como CARROTS o PAULINE EN LA PLAYA. Después del debut del prometedor y sorprendente grupo de Linares, les tocaba el turno a los murcianos ME ENVENENO DE AZULES, acompañados por su amigo Antonio (PARADE) a los teclados, todo un lujo. Lástima que los primeros grupos de cada día vieran recortado su tiempo de actuación a menos de media hora. Los barceloneses CARROTS ofrecieron uno de los mejores conciertos del festival, dispersando por las laderas del castillo dosis de psicodelia procedente de su magnífico último álbum “Sunshine”. A continuación DELUXE sencillamente lo bordaron. Estuvieron realmente impresionantes. El punto álgido de su actuación fue cuando mezclaron su “I´ll see you in London” con varias canciones del repertorio de los SMITHS: “Ask”, “Panic”, “Girlfriend in a coma”, “There is a light that never goes out”,… tampoco faltó el sensacional “Starman” de BOWIE. Un concierto contundente y completo, sin duda, uno de los más aplaudidos del festival, mereciéndose una plaza en la próxima edición. Tan apoteósica fue la actuación de los gallegos, que PAULINE EN LA PLAYA, a continuación, parecieron sonar algo descafeinadas y sosas, a pesar de vestir su propuesta con lujosos arreglos. Luego ya era el turno de LA HABITACIÓN ROJA, que si bien empezaron con un repertorio extraño y con un sonido que no convencía, al final acabaron interpretando sabiamente sus singles, e incluyendo bastantes canciones de su primer álbum. Versionearon el “Shoplifters of the world unite”, con la chuleta delante, y con la ayuda de Pau cantando la última parte de la canción. Y les llegaba el turno al primer grupo guiri en la historia del festival, los británicos SALOON, que cautivaron y sorprendieron gratamente a los asistentes. Fue el mejor secreto guardado de la noche.

Saloon

Saloon

 

Era todo un placer poder escuchar “2500 Walden Ave.”, una de sus mejores canciones, en primera fila, y poder dejarte llevar y flotar sobre las celestiales atmósferas que creaban con sus canciones, y que aparecen recogidas en su único álbum hasta la fecha, “(This is) what we call progress” (Track & Field / Discmedi, 2002). La puesta en escena era excelente, como bien nos tienen acostumbrados los grupos británicos. De los SMITHS hicieron una adaptación muy personal e interesante del “There is a light that never goes out”, en la que su cantante, Amanda Gómez, sacó una copia del vinilo de “The Queen is dead”, de donde se ayudó para seguir la letra de la canción. Finalmente fue LA MONJA ENANA la encargada de cerrar la noche. Un grupo (perdón, un dúo), que a nadie deja indiferente. O los amas o los odias. Por su puesta en escena. Por su sentido del humor. Por su actitud. Por sus canciones. Por su adaptación del “Girlfriend in a coma”, al que titularon “Mi novio está en coma”, en castellano, y con Juan Alonso representando al “novio en coma”. Lo cierto es que dieron la nota, y sorprendieron a propios y extraños, y dieron uno de los conciertos más divertidos que se les recuerda. Para terminar la noche, pudimos disfrutar de la excelente selección musical a cargo de Julio Ruiz aka Dj ROJIBLANCO.

Ya al día siguiente empezó con la misma estricta puntualidad el grupo revelación extremeño, los cada vez más inspirados NUDE, que bordaron también una de las mejores versiones de los SMITHS, el “William, it was really nothing”, aprovechando el gran caudal de voz de su cantante José Antonio. Luego, THE YELLOW MELODIES aparecían sobre el escenario paliando la única caída de cartel, la de los valencianos POLAR, y aprovechando de este modo el excelente grupo murciano para presentarnos las brillantes canciones de su último trabajo, “Surprise”, más una apasionada y destacada versión del “Shoplifters of the world unite”. VACACIONES era el tercer año consecutivo que tocaban en el mismo escenario, y es que se han convertido en un grupo muy querido por festival y público, y viceversa. Esta vez venían a presentarnos las canciones de su por fin editado álbum de debut (“Sonreír”), cuajando una actuación sobresaliente, y sonando mejor que nunca. Se atrevieron incluso con la canción más rara de los SMITHS versioneada en este homenaje, una adaptación al castellano del “Work is a four letter word”, una canción preciosa que aparece escondida como cara b en el single de “Girlfriend in a coma”. Tras el encantador quinteto murciano, le tocó el turno a NOSOTRÄSH, presentando su excelente colección de poemas con música, que se recogen en esa joya de disco llamada “Popemas”. Pau, de LA HABITACIÓN ROJA, les acompañaba a la guitarra y teclados. También se ayudaron de repertorio clásico, de aquellas canciones que todos conocíamos y queríamos oír, para así ofrecer una actuación más que notable, y que incluía asimismo una preciosa versión del “Please, please, please, let me get what I want” de los SMITHS. Incluso le cantaron y dedicaron a mitad de actuación un “Cumpleaños feliz” a Alicia (UNDERSHAKERS; PAULINE EN LA PLAYA), que recibía de esta manera un regalo muy especial por su onomática. Tras ellas, llegaban ASTRUD, que quizás hicieron el mejor concierto del festival. Cada vez más convincentes y seguros de sí mismos en directo, con un Genís completamente inspirado, bordaron la mejor versión de los SMITHS, sin duda; una visión llevada a su terreno del “Stop me if you think that you´ve heard this one before”, del último disco en estudio de los de Manchester. Más tarde les tocaba el turno a los cabezas de cartel de este año, a FANGORIA, los “PLANETAS” de esta edición, y que bordaron también una excelente actuación, disfrutando del mejor sonido de todo el fin de semana, aunque en general, es cierto y hay que resaltar que este año el festival ha contado con la mejor producción y sonido de todas las ediciones. La gente a estas alturas ya no paraba de bailar con la música de FANGORIA a lo largo de las laderas del castillo de Alburquerque. Su versión de los SMITHS fue una adaptación al castellano de “Panic”, que Alaska comenzaba cantando así: “Panic in the streets of Murcia, panic in the streets of Badajoz…”, y tampoco se pudieron resistir a lo de “cuelga al dj”. A continuación pasamos del baile y las atmósferas más electrónicas al excelente pop de guitarras facturado por el jovencísimo cuarteto escocés ASTRID, que ya había venido de gira por España unos meses antes, y que estaba deseando acudir a este festival.

Astrid

Astrid

Fue uno de los conciertos más bonitos y sorprendentes de todo el fin de semana. Preciosas armonías vocales bañadas en brillantes guitarras, y todo ello en forma de emocionantes canciones del mejor pop atemporal. Pudimos degustar lo mejor de sus dos discos editados, dejando al público con un inmejorable sabor de boca. También adelantaron nuevas canciones, entre ellas, su nuevo single que sale en el Reino Unido este mes de Septiembre. Y rindieron tributo a Morrissey, Marr y compañía con “Panic”, al igual que FANGORIA unos instantes antes. ASTRID son otro de los grupos favoritos de Steve Lamacq, de la BBC. Ya para terminar la edición del Contempopranea de este año, les tocaba el turno a SIDONIE, otra cita con la psicodelia personal de este trío catalán, y sobre todo con las grandes canciones que contiene su sorprendente álbum de debut, y ya sin el visto y requetevisto show que han repetido en multitud de ocasiones. Eso fue un gran punto a su favor, ya que dejaron de un lado toda su “performance” más circense, y se centraron en ofrecernos una gran actuación llena de canciones de pop y psicodelia de toda la vida, con el homenaje a los SMITHS incluído (una desganada “Panic”), y también otro al NIÑO GUSANO (“Duerme”), ésta última aparece recogida en su nuevo mini-cd “Let it shine” que se edita ahora en septiembre. Por último, el Dj Contempopranea prolongó hasta el amanecer la fiesta en la que casi 5000 almas se daban cita una año más para disfrutar de la música y del ambiente especial, único e inmejorable que se respira en este festival, uno de los más apetecibles, encantadores y acogedores de nuestra geografía.

Los mejores:
1- ASTRID
2- ASTRUD
3- SALOON


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *