BROADCAST. Sala Caracol (Madrid)

17-broadcast
Sin duda, uno de los conciertos que más he disfrutado en los últimos tiempos. No tenía nada de ellos, sólo había escuchado el último disco, y hasta me los perdí en Benicásim cuando tocaron, pero fue una gozada verles en directo por primera vez. Canciones intensas, niveladas siempre por la voz de Trish, que me recordaba a mis grupos favoritos de antes y de ahora. Era como una banda sonora de Ennio Morricone, mezclando además a Black Box Recorder con Jefferson Airplane, o a Portishead con los Pink Floyd de «A Saucerful Of Secrets», sin olvidar a Stereolab como, quizás, la influencia más cercana. Cinco músicos sobre el escenario: batería, bajo, guitarra, teclados y voz, acompañados por imágenes proyectadas sobre el fondo para llenar de psicodelia la noche. Guitarras con sonido sixty se mecían sobre colchones de psicodelia ácida creados por el bajo, los ruiditos de los sintes y la sugerente y enigmática voz de Trish Keenan. Todo ello acumulando tensión e intensidad hacia el final del set, subiendo la temperatura del show al más puro estilo Mogwai.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *