TOMAVISTAS. Parque Enrique Tierno Galván (Madrid) (19-21 de Mayo de 2017)

Tercera edición del Festival Tomavistas, celebrado en esa ubicación de ensueño que es el Parque Enrique Tierno Galván de Madrid, un lugar precioso que otorga un plus importante al sonido y al encanto de este festival, que se celebraba este año desde el viernes 19 al domingo 21 de mayo.

Viernes, 19 de Mayo de 2017.

Nada más salir de trabajar me pillé un BlaBlaCar directo al festival para intentar llegar a AQUASERGE, un súper-grupo francés con miembros de TAME IMPALA, STEREOLAB y MELODY’S ECHO CHAMBER entre sus filas. Quizá fueron tan altas las expectativas que me defraudaron un pelín, y es que su apuesta, tanto en imagen como en sonido, fue más experimental y hippy de lo deseado, y eché de menos el rollo más STEREOLAB que llevan en disco.

Aquaserge

Tras ellos, me ocurrió el efecto contrario con THE BIG MOON, un cuarteto londinense de chicas que me habían parecido demasiado grunges en disco, pero que en directo me encantaron, convirtiéndose en la auténtica revelación del festival, con canciones muy pop y una actitud muy fresquita y desenfadada.

The Big Moon

Tras ellas, me desplacé al segundo escenario a ver a mis paisanos SCHWARZ, que ahora suenan más elegantes que nunca, con unos excelentes contrastes y colorido que proporcionan esa mezcla de la batería de Fran del Valle, las percusiones de Miguel Ángel Orengo, los sintes de Juanma y los efectos de guitarra de Alfonso, su alma máter.

Schwarz

Lo bueno de este festival es que puedes ver todo, ya que no se solapan las actuaciones. Pero también es lo malo, ya que si no te apetece ver a un grupo te lo tragas igual, a no ser que optes por quedarte en el escenario que no tiene música en ese momento, ya que salir del recinto tampoco era posible, a no ser que no quieras volver a entrar. Tras SCHWARZ era el momento del llenazo del recinto, con unos LORI MEYERS que suenan muy bien, y que demuestran ser un “grupo de festivales” al dedicarse a interpretar los hits de su discografía que todos sus fans quieren oír y tararear.

Lori Meyers

GOLDFRAPP eran quizá los cabezas de cartel de este primer día y también el bluff del festival. Ni sonaron bien ni tienen un repertorio sólido para interpretar más de media hora. El concierto se hizo largo y tedioso.

Goldfrapp

Menos mal que SVPER arreglaron el asunto sonando atronadores y convincentes en el segundo escenario.

Svper

HERCULES & LOVE AFFAIR cerraron la jornada del viernes apostando por una propuesta llena de colorido a falta de buenas canciones.

Hercules & Love Affair

 
Sábado, 20 de Mayo de 2017.

El exceso de calor a primeras horas de la tarde, y que provocó hasta el desmayo del batería de KOKOSHCA, hizo que llegáramos con LOS PUNSETES empezados, a eso de las 19:30h, cuando la temperatura ya no era tan peligrosa. Me hubiera gustado ver a HER LITTLE DONKEY y a LAS ODIO, pero en estas fechas y en estos lugares, poner un concierto a las 3:30 de la tarde al aire libre no era una opción muy recomendable. LOS PUNSETES no sonaron tan bien como otras veces, aunque compensaron con un repertorio lleno de hits, tanto de discos anteriores (“Tus amigos”, “Opinión de mierda”, “Me gusta que me pegues”,…) como de su nuevo álbum ‘¡Viva!’ (“Mabuse”, “¡Viva!”, “Tu puto grupo”,…). Ariadna salió con un vestido de época, largo y algo arriesgado para la que caía aún en el recinto, y permaneció todo el concierto inmóvil, aunque a eso ya nos tiene acostumbrados.

Los Punsetes

LEÓN BENAVENTE, a continuación en el mismo escenario, son uno de esos grupos que no fallan, que encadenan una serie de hits que la gente corea.

León Benavente

THE HORRORS estuvieron brillantes, destilando post-punk de calidad con esa oscuridad que les caracteriza. Nos mostraron todo su talento a la hora de hilvanar éxitos de su discografía, como “Who can say”, “Sea within a sea”, “Still life” o “Scarlet fields”… Buenas melodías semi-enterradas por capas de guitarras llenas de fuzz.

The Horrors

TEMPLES hicieron el concierto del fin de semana, y es que ayuda bastante que hayan publicado un disco inmaculado y perfecto, como es “Volcano” (Heavenly, 2017), del que tocaron su hit indiscutible, “Certainty”, además de otras joyas como “Strange or be forgotten”, “All join in” o “Mystery of pop”, aunque bien podían haber tocado todo el disco y yo que lo hubiera agradecido. Completaron su formidable actuación llena de psicodelia con temas antiguos como “Mermerise” o “Shelter song”.

Temples

TEMPLES inundaron de buen rollo nuestros cuerpos, y la actuación de DELOREAN en el segundo escenario, a continuación, nos vino como anillo al dedo para bailar hasta el momento de la última actuación del sábado, que fue la de SUUNS, en el escenario principal, que estuvieron menos bailables que DELOREAN, pero que disfrutamos mucho, sobre todo cuando interpretaron su hit, “2020”. Y ya se terminó el festival para mí, a falta de la jornada del domingo, y es que a las 9am tenía que pillar un tren hacia Cartagena para no perderme la comunión de mi sobrino. Otro año más que he disfrutado del enorme ambiente que se respira en este festival al que espero no faltar nunca!

Suuns

Top 5:
1. TEMPLES.
2. THE BIG MOON.
3. LOS PUNSETES.
4. THE HORRORS.
5. SCHWARZ.

El Planeta Amarillo #151 (15-5-2017)

http://www.ivoox.com/18694153

01. LE SUPER HOMARD – On a sofa
(“Maple key”, Jigsaw, 2016)

02. LOS PUNSETES – Humanizando los polígonos
(“¡Viva!”, Mushroom Pillow, 2017)

03. LAS ODIO – Mantis religiosa
(“Futuras esposas”, Las Odio, 2017)

Album of the Week: GRANDADDY – “Last place” (30th Century, 2017)
04. GRANDADDY – Evermore
05. GRANDADDY – The boat is the barn

06. FLYYING COLOURS – Long holiday
(“Mindfullness”, Club Ac30 / Island, 2016)

07. FEVER DREAM – Fragile#2
(“Fragile #2″ Single 7” Flexi, Freakscene, 2016)

08. LORNA – Like John Candy
(“The stars of Winnetka”, -Autoeditado-, 2016)

09. FRESCHARD – Friends
(“Sunday night”, Wiaiwya, 2016)

10. THE YELLOW MELODIES – Change
(“In compilations 1997-2016” USB, Discos Imprescindibles, 2017)

11. TEMPLES – In my pocket
(“Volcano”, Heavenly, 2017)

THE CARETAKER – “Everywhere at the end of time. Stage 2” LP (History Always Favours The Winners, 2017)


Segunda parte de la serie que ha iniciado el infatigable James Leyland Kirby, esta vez bajo el seudónimo de THE CARETAKER, con el que ha creado esta serie de seis volúmenes a publicar entre 2016 y 2019, dedicados a explorar la demencia, y de nombre ‘Everywhere at the end of time’. Si a finales de 2016 nos llegaba la primera de las partes, ahora en la primavera de 2017 recibimos la segunda, también en vinilo, sin nada de información en él, como es habitual, pero con una calidad musical fuera de lo común. Diez magistrales piezas de una belleza estremecedora. En esta segunda fase de la demencia que relata este disco, el tono se vuelve algo más melancólico, cuando nuestro protagonista ficticio, con esta enfermedad, se da cuenta gradualmente de que algo no va bien y comienza a hurgar más profundamente en los recovecos de su mente, enmascarando emociones de dolor, pérdida, miedo e incertidumbre. Es como que no acepta la pérdida de su memoria a corto plazo, e intenta poner remedio, refugiándose en una mancha opaca de espacios, lugares y rostros conocidos, bajo un telón de sublimes arreglos de cuerdas y vientos, con ese sonido constante del rasgueo de la aguja sobre el vinilo tan frecuente en su música. Además de la clásica versión en vinilo negro, existe una edición limitada y ya agotada en vinilo de color azul.

Mis favoritas:

1. Misplaced in time.
2. What does it matter how my heart breaks.
3. Quiet dusk coming early.

LEYLAND KIRBY – “When we parted my heart wanted to die” 2LP (History Always Favours The Winners, 2017)


El incombustible Leyland Kirby comienza 2017 con dos discos: por una parte, la segunda de seis partes de ‘Everywhere at the end of time’ como THE CARETAKER, y por otra, este ‘When we parted my heart wanted to die’, que en realidad es una reedición en vinilo de parte de ese séxtuple álbum que publicó en CD en 2009 y que llevaba por título ‘Sadly, the future is no longer what it was’. Los primeros seis temas de ese majestuoso trabajo son los que se incluyen en este doble LP, cuyo sonido nos evoca a bandas sonoras como la de Blade Runner o Twin Peaks, o a la obra de artistas como VANGELIS o WILLIAM BASINSKI. Media docena de inquietantes piezas de cariz apocalíptico, con forma de desolación continua y pérdida de toda esperanza: pianos que parecen flotar en campos oscuros ausentes de toda gravedad, cuerdas procesadas que te nublan la conciencia, o densos y estremecedores drones de carácter lúgubre y cinematográfico… Ingredientes para un viaje en el que los conceptos del espacio y el tiempo se encuentran difuminados a base de repeticiones y largos ecos que se pierden en la lejanía. Existe una edición limitada de 250 vinilos de color dorado, uno de ellos es el que tengo entre mis manos.

Mis favoritas:

1. The sound of music vanishing.
2. The beauty of the impending tragedy of my existence.
3. And as I sat beside you I felt the great sadness that day.

Festival WAM 2017. Murcia (2-7 de Mayo de 2017)

Primera edición de un nuevo festival murciano, aunque no tan nuevo si lo consideramos lo que en realidad es: una continuación del SOS, al menos en muchos aspectos: misma época, mismo recinto, mismo carácter, mismo tipo de grupos, etc… Vamos… más de lo mismo, y si allí lo pasábamos en grande, ¿por qué aquí no? Una de las novedades es que hubo conciertos durante toda la semana en diversas salas de Murcia, además de presentación de libros y otras actividades culturales, como proyección de películas o exposiciones.

El cartel fue más flojo que el peor de todas las ediciones del SOS, pero se lo podemos perdonar si consideramos el poco tiempo que han tenido para configurarlo. El festival empieza con la caída de SIDONIE el viernes, que son sustituídos por VIVA SUECIA, al igual que ocurriría con JOE CREPÚSCULO (uno de mis favoritos del cartel), que fue sustituído por LAS CHILLERS.

Los conciertos tuvieron lugar en los mismos tres escenarios que antaño el SOS: dos principales, que no se solapaban, donde se sucedían las actuaciones de los grupos más conocidos, y otro más pequeño en el que tuvieron lugar conciertos sobre todo de grupos murcianos, y ese es otro aspecto a destacar del festival, el hecho de contar con más grupos de aquí. También había una zona vip, para poseedores de ese tipo de pulsera, en distinta ubicación a otros años (cerca de la entrada), y con actuaciones de djs con un gusto musical más que discutible. Lo sé por el rato que pasé allí el viernes, tras haberme colado, ya que a los de prensa no nos dejaron acceder a esa zona para cubrir las sesiones de djs.

Para ser su primera edición, acudió bastante público (no voy a dar cifras porque no los conté y tampoco me fío de lo que dicen por ahí, ya que cada uno dice una cosa), y buenas cifras también para tratarse del “mismo cartel de siempre”, lo que me hace pensar que a un macroevento de este tipo no sólo acude la gente por la oferta musical, sino también por otras razones, que tienen en común el pasarlo bien. Y es que gran parte del cartel está más visto que el tebeo, tanto los grupos de fuera (EDITORS, WHITE LIES,…) como los de aquí (LORI MEYERS, LA HABITACIÓN ROJA, FANGORIA,…). Hubo más representación murciana que cuando era el SOS, sin embargo, no había ninguno de mis favoritos (PARADE, ROSS, MURCIANO TOTAL, HIGINIO, LEBOWSKI, SCHWARZ, VACACIONES…).

Del primer día cabe destacar la actuación de FANGORIA, que es la que más público reunió, haciendo casi imposible desplazarte desde la torre de sonido hacia adelante.

Fangoria

A EDITORS también les vi, y gozaron de gran sonido, aunque sólo disfruté los hits de su primer disco. El primer grupo que me interesaba del sábado eran… ORBITAL, y sí, reconozco y espero que se entienda que mis gustos musicales van por otro lado y que son mucho más exigentes, pero lejos de meterme con un festival que celebra su primera edición, lo que hice fue disfrutarlo, y siempre preferiré que exista un WAM a que no haya nada ese fin de semana en la capital murciana. Pues como decía, ORBITAL fue de lo que más me gustó, con un repertorio elegante y unos fabulosos juegos de luces e imágenes.

Orbital

PERRO fueron de mis grupos favoritos del cartel, en cuanto a la oferta local se refiere, e hicieron un gran concierto, muy campechanos ellos, como siempre, desatando el pogo en las primeras filas, y con un montón de gente gritando sus letras, que se sabían de memoria.

Perro

De TRENTEMøLLER me quedo con su puesta en escena, con cuatro miembros más (guitarra, voz, batería,…) que restaron protagonismo a Anders Trentemøller, dándoselo a la también guitarrista Marie Fisker. Eso sí, musicalmente me dejaron bastante igual.

Trentemøller

Menos mal que DELOREAN a continuación mejoraron la cosa, sobre todo en sus momentos más instrumentales. Y ya sólo hubo tiempo para echar los últimos bailes con Ley Dj, y tirar hacia el Moss para la pinchada de Man Pop junto a Don Flúor y Bryan.

 

 

 

Delorean

 

 

Top 3:
1. ORBITAL.
2. PERRO.
3. FANGORIA.

GRANDADDY – “Last place” CD / LP (30th Century, 2017)


GRANDADDY se separaron en 2006, tras la publicación de su fantástico álbum ‘Just like the fambly cat’, y aunque los siguientes años disfrutamos de los trabajos en solitario de su líder Jason Lytle, que publicó un par de álbumes que no estaban nada mal, afortunadamente el quinteto de Modesto (Colorado) se ha vuelto a reunir hace poco, y acaban de publicar nuevo disco, un álbum deslumbrante en el que muestran que no han perdido ni un ápice de la inspiración que gozaban por entonces. Doce canciones para casi tres cuartos de hora de puro deleite para nuestros oídos, con un perfecto equilibrio entre teclados y guitarras, devolviéndonos esas añoradas atmósferas de luminoso shoegaze a través de ensoñadores pasajes con las pinceladas psicodélicas necesarias para hacernos flotar. Una obra de arte sublime y épica, que indudablemente estará entre lo mejor del año, y es que podemos situar esta preciosa gema sonora a la altura de ‘The sophtware slump’ (V2, 2000), con ese inconfundible sonido de las mejores piezas de GRANDADDY, aunque a veces nos recuerde a los PINK FLOYD de ‘The wall’ y “The final cut’. Todas las canciones han sido compuestas y producidas por el propio Jason Lytle. El disco goza además de unos extraordinarios arreglos de cuerda que lo engrandecen aún más, convirtiéndolo en uno de los mejores álbumes que he escuchado en los últimos tiempos, de una calidad soberbia y un sonido realmente estremecedor y conmovedor como pocos.

Mis favoritas:

1. The boat is in the barn.
2. Evermore.
3. Brush with the wild.

SLEAFORD MODS – “English tapas” CD / LP (Rough Trade, 2017)


Nuevo álbum del dúo de hiphop-punk de Nottingham formado por el vocalista Jason Williamson y el músico Andrew Fearns, que se ocupa de darle al Play a las bases, sobre las que canta Jason en un inglés absolutamente nada recomendable para alguien que quiera aprender la lengua de Shakespeare. Pues bien, en este nuevo álbum de SLEAFORD MODS, hay más de lo mismo, lo que pensaba que me iba a cansar, pero sucede más bien todo lo contrario, que sus canciones me atrapan, y es que tienen una facilidad para dar con estribillos redondos y efectivos, de esos que puedes canturrear aunque no sepas ni lo que dicen. Las canciones gozan de un sonido arrollador y unos ritmos hipnóticos y trepidantes. El disco lo han grabado en el estudio West Heath Garage de Steve Mackey (PULP), en Londres. El título lo sacaron de un cartel que se encontraron en un pub inglés, tras el que se describían los ingredientes de esa “tapa inglesa”: medio huevo escocés, una ración de patatas fritas, pepinillos y un mini-pastel de cerdo. Son doce canciones que no llegan a los cuarenta minutos, en las que los de Nottingham retratan la desilusionada sociedad británica tras el Brexit y arremeten contra los que les han metido en esta irremediables situación.

Mis favoritas:

1. Just like we do.
2. Messy anywhere.
3. Army nights.

THE JESUS & MARY CHAIN – “Damage and joy” CD / LP (Artificial Plastic, 2017)


Expectación enorme ante el nuevo disco de THE JESUS & MARY CHAIN, el primero en casi veinte años. Y la espera la verdad que ha merecido la pena. Nos encontramos aquí con un álbum que contiene catorce extraordinarias piezas de rock’n’roll de escuela JAMC, con los dos hermanos Reid que parecen sufrir el complejo de Peter Pan, y aunque no hayan podido llenar de fuzz y maraña guitarrera a lo ‘Psychocandy’ estas canciones, sí que han logrado facturar estribillos redondos llenos de inspiración, como los de “All things pass”, “The two of us” o “Amputation”, el tema que abre el disco. Para ello, han contado con la producción de Youth (KILLING JOKE, THE VERVE, U2), que además ha hecho de bajista. Cajas de ritmo a todo trapo, y un sonido que puede recordar además de a ellos mismos, a otros grupos y artistas como BLACK REBEL MOTORCYCLE CLUB, Luke Haines o PRIMAL SCREAM. Cierto es que parte del álbum no son composiciones completamente nuevas, sino regrabaciones de temas publicados en solitario o con SISTER VANILLA (la banda de su hermana Linda). Así, por ejemplo, “Song for a secret” y “Can’t stop the rock” son regrabaciones de las dos canciones del primer single de Jim Reid / Sister Vanilla que publicó el sello Transistor en 2005. “Can’t stop the rock” y “The two of us” son versiones de temas del único álbum de SISTER VANILLA, ‘Little pop rock’ (Chemikal Underground, 2007). Y por último, “All things pass” quizá te suene porque formaba parte de la banda sonora de la serie televisiva “Heroes”. Cabe reseñar, de todas formas, las interesantes colaboraciones femeninas a las voces, como la de Isobel Campbell (ex-BELLE AND SEBASTIAN) en “The two of us” (uno de los temas más bonitos del álbum) y en “Song for a secret” (canción que recuerda bastante, por cierto, a “Sometimes always”, que interpretaron junto a Hope Sandoval en 1994); Sky Ferreira teje preciosas armonías vocales en la semiacústica ‘Black and Blues’; Bernadette Denning hace lo propio en el single “Always sad”; y por último, aparece su hermana Linda en “Can’t stop the rock” y en “Los Feliz (blues and greens)”. La portada es un tanto horrorosa, aunque te acabas acostumbrando, pero de lo importante de verdad en un disco que son las canciones, van sobrados. Si no estamos ante el mejor disco de los Jesus, tampoco es el peor, desde luego.

Mis favoritas:

1. All things pass.
2. The two of us.
3. War on peace.

DEERFUL – “Peach” LP (Where It’s At Is Where You Are, 2017)


Tras varios EPs en distintos formatos como casete, pendrive, cdr o vinilo 7”, por fin nos llega el álbum de debut del proyecto personal de la multi-instrumentista londinense Emma Winston. En este LP publicado en vinilo de color blanco encontramos once preciosas canciones que han sido compuestas, grabadas, interpretadas y producidas por ella misma en su piso de Clapton (Londres). También se ha encargado del artwork, con una preciosa portada muy warholiana en la que aparece el melocotón que da título al álbum, y es que ha mimado todo el proceso con un exquisito buen gusto, ofreciendo como resultado un notable álbum de twee-synth-pop de habitación. Su música está compuesta con mini-teclados de juguetes y sonidos de videoconsolas como la gameboy. Sobre estos ritmos de juguete llenos de encanto amateur, construye fabulosas melodías llenas de color y fantasía.

Mis favoritas:

1. Before us comes the flood.
2. Subjects of our love.
3. The ice fishers.

THE DARLING BUDS – “Evergreen” EP 10” (Odd Box, 2017)


El legendario grupo galés formado en 1986 y liderado por la vocalista Andrea Lewis, vuelve con nuevo material 25 años después, con un EP en formato 10”, a cargo del sello Odd Box. Cuatro canciones de luminoso indiepop de radiantes guitarras y la preciosa voz de Andrea, que confirman que aún siguen conservando la inspiración para facturar nuevas canciones de pop de fantásticos estribillos y melodías llenas de luz y color.

Mi favorita: Complicated.